Nueva subvariante BA.2 de Omicrón encontrada en el estado de Nueva York

Nueva subvariante BA.2 de Omicrón encontrada en el estado de Nueva York
La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, en rueda de prensa sobre el coronavirus, realizada en Albany el 21 de marzo de 2022. (Foto: Darren McGee – Office of Gov. Kathy Hochul)

La rama más infecciosa de la variante Omicrón del COVID-19, conocida como BA.2, representa cerca de la mitad de los casos detectados en el estado de Nueva York, según mediciones recientes realizadas por funcionarios de salud en Albany.

Los científicos del laboratorio del Centro Wadsworth del Departamento de Salud han estado secuenciando los resultados de las pruebas de todo el estado y descubrieron que el 42% contenía la nueva subvariante que ha impulsado otro aumento de contagios nuevos en el extranjero, específicamente en Europa.

Sin embargo, la comisionada de salud estatal, Mary Bassett, dijo en reciente sesión informativa sobre el COVID, junto a la gobernadora Kathy Hochul, que los funcionarios no esperan que los casos aumenten como lo han hecho al otro lado del Atlántico.

“Se ha ido arrastrando, pero no han sido los nivles que todos reconocemos con Omicrón”, declaró Bassett a los periodistas el 21 de marzo. “Todos conocemos el pico familiar de Omicrón, y en otros países han visto lo que parece un pico familiar relacionado con la variante BA.2. No hemos visto eso en este estado y lo estamos monitoreando”, agregó.

BA.2 es más transmisible que la variante Omicrón original, pero no parece causar una enfermedad peor o evadir mejor la inmunidad de la vacuna, indicó Bassett.

Los casos por cada 100 000 personas aumentaron de 8 la semana pasada a 11, un aumento de casi el 30 %, pero Hochul enfatizó que el aumento relativo todavía está muy lejos de las tasas observadas durante la primera ola de Omicrón cuando esa cifra se disparó a 400 casos por cada 100 000.

“Hemos aprendido mucho, sabemos cómo manejar esto”, dijo Hochul. “No estamos en un modo alarmista, no estamos entrando en pánico por esto. Solo estamos viendo los números y queremos asegurarnos de que todos sepan lo que sabemos al mismo tiempo”.

 

 

La del lunes fue la primera sesión informativa del COVID-19 que Hochul dio desde finales de febrero, cuando la ola de Omicrón estaba retrocediendo.

Hochul ha estado levantando los mandatos de máscaras y vacunas en escuelas y negocios desde principios de mes, mientras el transporte público y las instalaciones de atención médica permanecen entre los pocos lugares donde los neoyorquinos aún tienen que cubrirse la cara.

Los últimos datos estatales muestran que hubo 1099 casos nuevos el 20 de marzo, por debajo de los 2000 diarios de los últimos días, y muy por debajo del aumento invernal cuando los casos alcanzaron un máximo de más de 90 000 diarios a principios de enero.

La tasa de positividad promedio de 7 días fue del 1,92% el domingo y hubo 901 hospitalizaciones y 6 muertes, todas cifras que aún eran mucho más bajas que hace 2 meses.

Bassett instó a los neoyorquinos a hacerse la prueba lo antes posible si tienen síntomas similares a los de la gripe, como fiebre, tos o diarrea, y a todos aquellos elegibles para recibir una vacuna de refuerzo.

Los datos estatales muestran que casi la mitad, o el 43,5%, de las personas en el estado que pueden recibir un refuerzo aún no lo han hecho, y la gobernadora instó a más neoyorquinos a arremangarse para recibir la dosis adicional.

“El refuerzo es la mejor protección contra esta variante”, remarcó Hochul y agregó que el estado está listo para comenzar a administrar la 4ta. dosis tan pronto como el gobierno federal lo apruebe.

– Esta historia apareció por primera vez en amNY.com .

 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York