Industria hotelera y restaurantera de Nueva York recibe otro duro golpe por variante Omicron

Industria hotelera y restaurantera de Nueva York recibe otro duro golpe por variante Omicron
Patio afuera del restaurante Jing Fong el 3 de marzo. Foto de Dean Moses

Por: Isabel Song Beer

A medida que la variante Omicron continúa extendiéndose rápidamente por toda la ciudad de Nueva York, los restaurantes, bares y otros establecimientos de servicios están sintiendo una vez más la tensión causada por la pandemia de COVID-19.

En un informe publicado el 4 de enero por el Contralor estatal Thomas DiNapoli, los restaurantes, el comercio minorista y la recreación (RRR) de Nueva York continúan sufriendo durante esta ola de COVID. Actualmente, la recuperación económica y el crecimiento de la ciudad de Nueva York están a la zaga de muchas otras ciudades de la nación. La ciudad de Nueva York perdió más empleos entre el segundo trimestre de 2019 y el año calendario de 2021 que los cinco condados más poblados de la nación.

Andrew Rigie, director ejecutivo de la Alianza de Hospitalidad de la Ciudad de Nueva York, dijo que, con el aumento continuo de la pandemia, muchas de estas empresas corren el riesgo de cierre permanente a menos que haya ayuda federal inmediata.

Otro paso crucial que la ciudad de Nueva York podría tomar este invierno para ayudar a apoyar a los restaurantes y bares es volver a permitir los calentadores de propano para cenar al aire libre.

Esta práctica terminó el invierno pasado y no se ha restablecido, aunque Rigie dijo que muchos clientes preferirían cenar al aire libre con calentadores de propano, pero no pueden hacerlo debido al clima frío y la falta de calefacción.

 

Notas relacionadas: Nuevo alcalde Adams firma orden ejecutiva para proteger a pequeñas empresas de multas y sanciones

 

Más de Alrededor de Nueva York