El presupuesto de $220 mil millones del estado de Nueva York se convierte en ley

El presupuesto de $220 mil millones del estado de Nueva York se convierte en ley
Vista del capitolio del estado de Nueva York, ubicado en la ciudad capital Albany. (Foto: Shutterstock / LongIslandPress.com)

Nueva York dependerá de una afluencia de fondos federales y de ingresos fiscales superiores a los esperados para equilibrar un presupuesto estatal anual de 220.000 millones de dólares, que se convirtió en ley el sábado. La venta de bebidas alcohólicas para llevar se volvió legal una vez que la gobernadora Kathy Hochul firmó la legislación presupuestaria.

Los desacuerdos sobre cuestiones de política retrasaron la aprobación del plan de gastos más de una semana después de la fecha límite del 1 de abril. El presupuesto a menudo ha servido durante décadas como un vehículo para aprobar legislación política importante, y los funcionarios electos están utilizando el de este año para abordar los problemas que se espera repercutan en los votantes durante un año electoral.

Aquí hay un vistazo a lo que hay en el presupuesto del estado de Nueva York:

 

Reducción de Impuestos

Los propietarios de viviendas pueden esperar una desgravación fiscal: Nueva York gastará $2,200 millones en reembolsos de impuestos sobre la propiedad por única vez para propietarios de viviendas de ingresos bajos y medianos. Ese reembolso llegaría este otoño, cuando la gobernadora demócrata aparezca en la boleta electoral.

Nueva York también reducirá las tasas impositivas para la clase media en $162 millones para abril de 2023, en lugar de esperar hasta 2025 para implementar por completo esos recortes de impuestos planeados desde hace mucho tiempo.

 

Fianza, Crímenes con Armas

El presupuesto sigue adelante con la propuesta de Hochul de dar a los jueces más poder para encarcelar a las personas que fueron multadas repetidamente por delitos menores de robo o daños a la propiedad. Los jueces tienen que liberar a las personas si el tribunal determina que el presunto robo es «insignificante» y no «en apoyo de otra actividad delictiva».

Los defensores de la justicia penal dicen que la nueva ley conducirá a que más neoyorquinos pobres y pertenecientes a minorías sean retenidos tras las rejas en espera de juicio. Nueva York también agregó más delitos de posesión de armas de fuego a la lista de delitos que podrían llevar a personas que no pueden pagar la fianza tras las rejas.

 

Reducción de Impuestos a la Gasolina

Nueva York reducirá los impuestos estatales a la gasolina en 16 centavos por galón desde el 1 de junio hasta fin de año en respuesta al aumento de los precios de la gasolina, y el estado pedirá a los condados locales que consideren hacer lo mismo. El programa, que permitió a los establecimientos vender bebidas alcohólicas para llevar desde sus tiendas, para entrega y desde servicios de entrega de terceros como Seamless, ayudó a algunas empresas a mantener sus puertas abiertas, incluso cuando nadie podía pasar por ellas.

 

Bebidas Alcohólicas para llevar

El licor y el vino ahora están disponibles para llevar y entregar durante 3 años («To-Go Cocktails»), siempre que la compra incluya un «alimento sustancial».

Eso revive una práctica instituida durante la pandemia para ayudar a los restaurantes en dificultades. Los reguladores estatales decidirán si las papas fritas u otros bocadillos contarán como artículos «sustanciales».

 

Salud Mental

Los tribunales ahora pueden ordenar a las personas que se sometan a un tratamiento ambulatorio de salud mental más asistido si se percibe que son una amenaza para ellos mismos o para los demás.

Es una expansión de la Ley de Kendra, que Nueva York aprobó a modo de prueba en 1999 cuando Kendra Webdale, de 32 años, fue empujada frente a un tren subterráneo por un hombre que vivía con esquizofrenia no tratada. La ley expirará el 30 de junio, pero Nueva York extenderá ese vencimiento hasta 2027.

 

Casinos y Buffalo Bills

El estado de Nueva York comenzará a aceptar ofertas para 3 nuevos casinos este año, un año antes de lo previsto. Un nuevo casino necesitará la aprobación de dos tercios de una junta comunitaria compuesta por personas designadas políticamente seleccionadas por la gobernadora, el alcalde y los representantes estatales y locales.

Hochul también puede avanzar con un acuerdo para enviar $600 millones en fondos estatales para el nuevo estadio de los Buffalo Bills. El condado de Erie aportaría otros $250 mil millones. El estado proporcionará más de $250 millones en subsidios de capital y mantenimiento durante tres décadas.

Cabe señalar que los grupos no partidistas e independientes dicen que existe un posible conflicto de intereses: el esposo de Hochul, William, trabaja para el proveedor de concesiones de Bills, Delaware North.

Hochul defendió el acuerdo según sea necesario para garantizar que la franquicia de los Bills no se vaya de Nueva York y le dijo al programa de noticias «Capital Tonight» que tiene un «muro muy sólido» entre su trabajo y el de su esposo.

 

Ayuda a la Vivienda

El plan de gastos asigna $250 millones para ayudar a los neoyorquinos con las facturas de servicios públicos impagas y $925 millones para los propietarios que luchan con el alquiler atrasado en medio de la pandemia. El presupuesto excluye algunas medidas respaldadas por los demócratas legislativos, incluidos $250 millones para un nuevo subsidio de alquiler en todo el estado.

 

Cuidado de los Niños

El estado de Nueva York gastará alrededor de mil millones de dólares durante el próximo año fiscal para aumentar la elegibilidad para los subsidios de cuidado infantil al 300 % del nivel federal de pobreza. Eso es $83,250 para una familia de cuatro personas.

Hochul dijo que la medida ayudará a ampliar el acceso para más de la mitad de los jóvenes de Nueva York. El presupuesto también aumenta las tasas de reembolso para ciertos proveedores de cuidado infantil.

 

Pago a Trabajadores de Salud

El estado gastará $7.4 mil millones durante varios años para otorgar un aumento de $3 por hora a los asistentes de atención domiciliaria que bañan, alimentan y brindan otros servicios no médicos en los hogares de los clientes.

Eso es menos que el aumento del salario mínimo del 50% buscado por los patrocinadores de la Ley de Pago Justo por Atención Domiciliaria. Los asistentes generalmente son empleados privados, pero el programa estatal de Medicaid financia alrededor del 90% de sus servicios.

El presupuesto también incluye $1,200 millones en bonos para otros trabajadores de la salud, destinados a mantener a las personas en la industria después de dos años agotadores.

 

Salud de Indocumentados

 

El presupuesto reduce los $345 millones propuestos para una opción de cobertura médica estatal para más de 150,000 neoyorquinos de bajos ingresos cuyo estatus migratorio les impide obtener un seguro médico (inmigrantes indocumentados).

En cambio, Nueva York ampliará la cobertura para los neoyorquinos que viven ilegalmente en el estado y tienen 65 años o más.

(Con información de Marina Villeneuve / Associated Press)

– Esta historia apareció primero en LongIslandPress.com

 

 

Más de Alrededor de Nueva York