Docenas de maestros de Nueva York acusados de falsificar tarjetas de vacunación

maestros de Nueva York
Foto vía Getty Images

Varias docenas de maestros de la ciudad de Nueva York y otros empleados escolares que, según las autoridades, presentaron pruebas fraudulentas de la vacunación contra el COVID-19 fueron suspendidos a partir del lunes.

La Federación Unida de Maestros (UFT) está impugnando la acción disciplinaria, que dice viola su contrato colectivo de trabajo. Los empleados en cuestión fueron puestos en licencia después de que los investigadores determinaron que habían proporcionado tarjetas de vacunas falsas, dijo un portavoz del Departamento de Educación de la ciudad.

“Las tarjetas de vacunación fraudulentas no solo son ilegales, sino que también socavan la mejor línea de protección que nuestras escuelas tienen contra el COVID-19: la vacunación universal de adultos”, dijo la portavoz, Nathaniel Styer, en un comunicado. “Inmediatamente tomamos medidas para poner a estos empleados, menos de 100, en licencia sin goce de sueldo”.

Un mandato de vacunación COVID-19 entró en vigor para los empleados escolares de la ciudad de Nueva York el otoño pasado y luego se amplió para incluir a todos los empleados de la ciudad. La regla de vacunación escolar fue un componente clave de la política de la ciudad para abrir todas las aulas al aprendizaje en persona este año académico, en lugar de ofrecer una opción remota como lo hicieron algunos distritos escolares.

La UFT dijo en un aviso de reclamo presentado el viernes, que alrededor de 82 de sus miembros, incluidos maestros, psicólogos escolares y otros, fueron notificados la semana pasada que se les otorgaría una licencia sin goce de sueldo porque habían proporcionado pruebas falsas de vacunación.

El sindicato dijo en el aviso, que un primer paso para presentar una demanda es que los empleados no deberían haber sido sancionados sin una audiencia de debido proceso y que la acción viola el contrato colectivo de trabajo entre la ciudad y el sindicato.

El sindicato calificó la suspensión sin sueldo de sus miembros de “arbitraria, caprichosa” y “un abuso de discreción”.

Los funcionarios del Departamento de Educación no describieron la evidencia que llevó a las autoridades a determinar que algunos empleados habían falsificado sus tarjetas de vacunación, pero dijeron que el asunto estaba bajo investigación.

Los trabajadores que fueron puestos en licencia son una pequeña fracción de los aproximadamente 142,000 empleados del sistema de escuelas públicas.

 

Notas relacionadas: El Sistema de Justicia 101: Dentro de los Tribunales de Sustitución

Más de Alrededor de Nueva York