Diócesis de Brooklyn nombra a veterana de la policía de Nueva York para Oficina de Protección Infantil

Diócesis de Brooklyn
Elizabeth Harris, una veterana de 21 años del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, ha sido seleccionada para desempeñar dos funciones en la Oficina de Protección de Niños y Jóvenes de la Diócesis de Brooklyn. Foto de archivo cortesía de la Diócesis de Brooklyn/Twitter

La Diócesis Católica Romana de Brooklyn ha designado a una veterana de 21 años del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York para desempeñar dos funciones en la Oficina de Protección de Niños y Jóvenes, anunció la organización el viernes.

Elizabeth Harris, una detective jubilada de la policía de Nueva York, brindará apoyo y recursos a las víctimas de abuso sexual por parte de miembros del clero en la Oficina de Asistencia a las Víctimas de la Diócesis y ayudará a monitorear a los ex sacerdotes que han sido retirados de la iglesia como Supervisora 1722.

“La detective Harris aporta una experiencia única que mejorará aún más nuestros esfuerzos para proteger a los fieles con los sólidos protocolos de ambiente seguro que ya tenemos”, dijo el obispo Robert Brennan en un comunicado. “Estoy agradecido de que ahora esté compartiendo su experiencia con la Diócesis para ayudarnos en esta misión tan importante”.

Diócesis de Brooklyn
Harris, una detective jubilada de la policía de Nueva York, ayudará a brindar apoyo a las víctimas y monitoreará a los ex miembros del clero que han sido expulsados de la iglesia. Cortesía de la Diócesis de Brooklyn

Harris pasó cuatro años en la unidad de monitoreo de delincuentes sexuales del departamento de policía de Nueva York y 12 en el Escuadrón de Abuso Infantil de Manhattan, donde investigó denuncias de abuso sexual infantil y entrevistó con frecuencia a las víctimas. Desde que se retiró de la fuerza policial, Harris ha trabajado como directora de Servicios Forenses en The Safe Center of Long Island.

“Estoy encantada de traer mi experiencia a la Diócesis de Brooklyn y unirme a su misión de abogar por las víctimas de abuso sexual”, dijo Harris en un comunicado. “Es impresionante presenciar el nivel de compromiso del obispo Brennan y la diócesis en su trabajo para erradicar cualquier abuso adicional de niños. Estoy muy orgullosa de ser parte de este movimiento”.

La diócesis creó la Oficina de Asistencia a las Víctimas en 2004 “para tratar las denuncias de abuso sexual pasado o actual por parte del clero, religiosos o cualquier laico que trabaje o se ofrezca como voluntario en la Diócesis”, según el sitio web de la oficina. Se encarga de ayudar a las víctimas a denunciar su abuso a la Diócesis, asegurarse de que las autoridades externas sean notificadas y asegurarse de que las víctimas reciban asesoramiento y otro tipo de apoyo.

Diócesis de Brooklyn
La Oficina de Protección de Niños y Jóvenes fue creada bajo el liderazgo del ex obispo Nicholas DiMarzio, quien fue acusado de abuso sexual por dos ex feligreses. Foto de archivo de Steve Ruark/Associated Press

El año pasado, la Oficina de Atención a las Víctimas pasó a estar bajo el paraguas de la recién creada Oficina de Protección de Niños y Jóvenes, que también supervisa la Oficina de Ambiente Seguro y el Supervisor 1722.

“Después de haber pasado por el IRCP y el CVA, y después de las sesiones de escucha que sostuve con los fieles, quería fortalecer el trabajo de la Diócesis con respecto a estos temas, por lo que sentí que era necesaria una reorganización”, dijo el ex obispo de Brooklyn Nicholas Dimarzio en ese momento. “La Diócesis de Brooklyn ha trabajado arduamente para implementar los requisitos de la Constitución de Dallas desde 2002 y ha sido reconocida a nivel nacional por su sólido Ministerio de Asistencia a las Víctimas. Este movimiento consolidará nuestra capacidad de continuar brindando entornos seguros para los fieles de la Diócesis de Brooklyn y el cuidado pastoral para los sobrevivientes de abuso”.

Casi 600 personas presentaron demandas alegando abuso sexual contra la diócesis después de que el estado aprobara la Ley de Víctimas Infantiles, que eliminó temporalmente el estatuto de limitaciones para denunciar abuso y agresión sexual, en 2019.

El propio DiMarzio fue acusado de abusar sexualmente a dos ex feligreses cuando eran niños. Una investigación interna de la iglesia absolvió a DiMarzio de haber actuado mal, aunque sus presuntas víctimas dijeron que la investigación fue parcial e incompleta. El ex obispo se retiró y fue reemplazado por Brennan el año pasado.

 

Notas reacionadas: Ex sacerdote de iglesia de Queens se declara culpable de explotación sexual de adolescentes

Más de Alrededor de Nueva York