Alcalde quiere excarcelar Rikers Island mientras comisionado dice que reclusos «merecen estar allí»

Una carcel en Rikers Island. Foto de Dean Moses

Luego de cinco años de su última visita, el alcalde Bill de Blasio finalmente volvió a Rikers Island el lunes 27 de septiembre— recorrió el centro penitenciario después de protestas públicas por las condiciones inhumanas de los reclusos y los agentes penitenciarios.

Mientras daba rodeos sobre sus promesas anteriores de abordar la situación a corto plazo, de Blasio dijo que Rikers Island siempre lo había «afligido» por sus condiciones deplorables, pero expresó que finalmente avanzar con el cierre de la cárcel para 2026 era lo mejor, la solución definitiva a la crisis.

“Este lugar es un lugar que ya no debería ser una cárcel en general”, dijo de Blasio, y agregó: “Estaba molesto cuando asumí el cargo. Estaba molesto hace cuatro años. Sigo molesto. Este es un lugar que debería haberse cerrado hace mucho, mucho tiempo».

Más de una docena de reclusos han muerto en Rikers Island este año. Protestantes y funcionarios electos han exigido cambios en las últimas semanas, con algunos rompiendo a llorar por lo que han presenciado después de recorrer las instalaciones, incluido un intento de suicidio.

De Blasio, quien se mostró visiblemente agitado durante el transcurso de la sesión informativa, dijo que este proceso comenzó con la reducción de la población carcelaria a menos de 5,000 personas encarceladas en la actualidad, mientras que también aumentaba el apoyo a los equipos de atención médica y acelerando el proceso de admisión.

De Blasio culpó a varios factores que han contribuido al desmoronamiento de las instalaciones de 85 años, incluida la pandemia de COVID-19, las excusas por enfermedad de los oficiales correccionales, el deterioro de la infraestructura, entre otras causas diferentes.

Comisionado Dermot Shea. Foto de Dean Moses

Comisionado Shea: Los reclusos “merecen estar allí”

Aunque el alcalde Bill de Blasio busca reducir aún más la población de reclusos de Rikers Island y finalmente cerrar las instalaciones para siempre, el comisionado de policía Dermot Shea indicó el martes por la mañana que no es fanático del plan del alcalde.

Durante su aparición semanal en «Mornings on 1» de NY1 News, el comisionado pareció manifestar su oposición a los esfuerzos de De Blasio para excarcelar a Rikers Island en medio de informes de condiciones inhumanas dentro de la instalación correccional.

Shea insiste que Rikers Island debe ser hecha segura para todos los prisioneros y los oficiales de corrección, pero propone que los que están actualmente detenidos en la isla, se ganaron estar en ese lugar —independientemente del delito del que hayan sido acusados o condenados.

«Mi postura sería que la gente que está en Rikers Island trabajó muy duro para entrar allí, y yo estoy preocupado por la gente de la ciudad de Nueva York que transita en las calles», expresó Shea en la entrevista del 28 de septiembre. «Mi postura sería que las personas que están allí merecen quedarse allí».

Shea cree que la población de Rikers va a crecer en las semanas y los meses siguientes, señalando que hay más de 5,000 casos pendientes en las cortes relacionados a los arrestos por armas de fuego por parte de la policía de Nueva York.

«Mis detectives también son bastante buenos, y por eso es tan importante porque continúan haciendo arrestos en algunos de estos tiroteos, no solo de este año sino del año pasado», comunicó Shea. “Y todavía tenemos esos 5,000 arrestos abiertos por armas también. Entonces, mi expectativa es que una cantidad significativa de ellos van a resultar en tiempo de cárcel.

No obstante, el comisionado admitió que “todas las partes” del gobierno de la ciudad y fuerzas del orden están trabajando para mejorar las condiciones en Rikers Island.

Notas relacionadas: Manifestantes urgen a alcalde cerrar Rikers Island después de muerte de otro recluso

Más de Alrededor de Nueva York