«Washington debe actuar con inteligencia»: Cuomo presiona al Congreso por un estímulo para evitar recortes masivos al presupuesto estatal

Los trabajadores de la salud de todo el estado podrían verse afectados por recortes masivos al presupuesto estatal si el gobierno federal no proporciona un alivio económico sustancial a Nueva York pronto, advirtió el gobernador Andrew Cuomo el martes. (Foto de Todd Maisel)

Con otro paquete de estímulo financiero presentado el martes en Capitol Hill, el gobernador Andrew Cuomo mandó un mensaje al Congreso durante su conferencia de prensa diaria: Hagan un trato inteligente que ayude a los estadounidenses más necesitados.

Cuomo dijo que Nueva York y otros estados de todo el país necesitan desesperadamente un proyecto de ley de financiación que no solo ayude a los ciudadanos promedio a llegar a fin de mes, sino que también compense a los gobiernos estatales y locales por sus esfuerzos para combatir la pandemia de COVID-19.

Ese proyecto de ley, la Ley Ómnibus de Soluciones de Emergencia de Salud y Recuperación Económica (HEROES –por sus siglas en inglés), fue presentado en la Cámara de Representantes el martes.

La situación es particularmente grave para Nueva York, que según Cuomo, requiere de $61 mil millones en nuevos fondos federales para evitar recortes masivos al presupuesto estatal. Sin esa infusión en la Ley HEROES, el estado probablemente se vería obligado a realizar recortes del 20% a las escuelas, gobiernos locales y hospitales.

Los recortes a los centros médicos serían particularmente terribles, observó el gobernador, dado que los trabajadores de la salud han estado en el corazón de la batalla contra la pandemia desde el principio.

«Los hospitales son las enfermeras y los médicos que nos ayudaron a superar esto, y todos los celebran como héroes», dijo Cuomo. «Si no podemos financiar al estado, es a quienes estamos lastimando».

El proyecto de la Cámara de Representantes, según lo anunciado por la congresista de Westchester / Rockland Nita Lowey y el senador Charles Schumer, incluiría $ 67 mil millones en ayuda a los gobiernos de Nueva York, incluidos $ 34,4 mil millones para el estado, $ 17,2 mil millones para la ciudad de Nueva York y $ 15,1 mil millones para otras localidades. El Senado y el presidente tendrían que aprobar la versión final de la Ley HEROES.

El gobernador condenó los anteriores proyectos de ley de estímulo federales por estar contaminados por políticas partidistas e inclinadas hacia estados que no necesitan tanto alivio como Nueva York. La Ley HEROES, instó Cuomo, no debe ser una oportunidad para que los legisladores «hagan guerra», sino más bien un esfuerzo genuino y nacional para brindar alivio a los estados y los estadounidenses que lo necesitan.

Cuomo dijo que él y el gobernador de Maryland, Larry Hogan, un republicano, emitirían una declaración conjunta en nombre de la Asociación Nacional de Gobernadores pidiendo que la Ley HEROES brinde un alivio financiero sustancial a los estados y gobiernos afectados por COVID-19.

El nuevo proyecto de ley, observó Cuomo, también debe incluir asistencia para propietarios e inquilinos, proyectos de mejora de infraestructura, mayor protección de nómina para preservar empleos, fondos para ayudar a cubrir gastos funerarios y una derogación al límite de exenciones de impuestos estatales y locales (SALT) parte de la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos aprobada en 2017.

El gobernador también hizo hincapié en la importancia de evitar los «engaños de rescate» en la Ley HEROES. Recordó los paquetes financieros aprobados durante la crisis financiera de 2008 que permitieron a los bancos y las grandes corporaciones transferir los fondos a los empleados en lugar de proporcionar ayuda a los estadounidenses en general.

Cuomo advirtió sobre una «nueva estafa» en la que las corporaciones podrían optar por despedir a trabajadores y no volver a contratarlos después de recibir ayuda. Presionó para que se apruebe una ley de «los estadounidenses primero» que garantizaría que a cualquier corporación grande que busque ayuda financiera federal le sea negada si no recontrata la misma cantidad de empleados que tenían antes de la pandemia.

Los miembros de la delegación de Nueva York acordaron introducir dicha legislación en el Congreso, agregó el gobernador.

 

Notas relacionadas: Eliminar demasiado pronto las restricciones estatales podría causar «sufrimiento y muerte» innecesaria: Fauci

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>