Vendedores ambulantes ‘duermen’ afuera de oficina de Hochul para exigir incremento en permisos

vendedores ambulantes
Los vendedores ambulantes se reúnen frente a la oficina de la gobernadora Kathy Hochul en Manhattan el 14 de marzo. Foto de Kevin Duggan

Los vendedores ambulantes y los grupos de defensa armaron el lunes un “dormitorio” de 24 horas frente a la oficina de la gobernadora Kathy Hochul en Midtown Manhattan, pidiendo a la directora ejecutiva del estado que elimine el límite de permisos de la ciudad para los negocios en las aceras.

Un límite de décadas en las licencias para vender legalmente productos como comida halal, perros calientes, pretzels o churros en las calles de la Gran Manzana ha llevado a un mercado masivo de vendedores que operan sus negocios fuera de la ley, y los trabajadores en su mayoría inmigrantes, enfrentan represiones rutinarias de los inspectores de la ciudad y las fuerzas del orden.

“Queremos poder trabajar con dignidad, queremos poder mantener a nuestras familias”, dijo la vendedora del Bronx María López en español a través de un traductor.

Unos 20 comerciantes planeaban dormir en la acera frente a la oficina de Hochul en el centro de la ciudad el lunes por la noche, exigiendo que ella y los legisladores estatales aprueben un proyecto de ley de 2019 de la senadora estatal Jessica Ramos, que aumentaría la cantidad de permisos para vendedores ambulantes y financiaría la expansión de licencias en el próximo presupuesto del estado.

Miles de vendedores sin licencia han tenido problemas para obtener una licencia oficial, ya que la ciudad ha limitado efectivamente la cantidad de permisos durante décadas, lo que ha generado una lista de espera casi interminable.

Mohamed Attia, director del grupo activista Street Vendor Project, dijo que alrededor del 90% de los vendedores operan en el mercado clandestino y enfrentan la posibilidad de multas de $1,000, mientras que algunos alquilan los permisos de otras personas por hasta $25,000.

“Eso es algo que es muy disruptivo para toda la comunidad de vendedores”, dijo Attia.

 

Arrestada por vender frutas

López fue arrestada por la policía por vender frutas cortadas frente a los juzgados del Bronx en Grand Concourse en 2011, todo frente a su hija que entonces tenía cuatro años, y los oficiales confiscaron los productos que estaba vendiendo.

“Ese es el tipo de experiencia que simplemente nunca olvidas”, dijo.

Recientemente, la ciudad ha intensificado la emisión de multas a los comerciantes a pesar de que el exalcalde Bill de Blasio transfirió la responsabilidad de hacer cumplir las regulaciones de la policía de Nueva York al Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador (DCWP), informó Gothamist.

Un hombre de Queens que vende artículos religiosos dijo que él y sus compañeros han sentido el aumento de las patrullas en el vecindario de Jackson Heights, donde le gusta vender sus productos.

“Comenzaron a acosar tanto a esa área en Jackson Heights que los vendedores decidieron que solo podían instalarse después de ciertas horas”, dijo Nasir Uddin, un inmigrante de Bangladesh, cuya experiencia también fue transmitida a través de un traductor.

vendedores ambulantes
Los manifestantes pidieron a la gobernadora Hochul que incremente el límite de licencias de vendedores ambulantes de la ciudad. Foto de Kevin Duggan

En un caso de alto perfil en septiembre, DCWP cerró el puesto de frutas y verduras de una vendedora del Bronx y los trabajadores del Departamento de Saneamiento fueron captados en video tirando sus productos frescos, algo que los funcionarios admitieron más tarde fue un error de protocolo.

Un activista del Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas, un grupo de defensa y derechos civiles musulmanes dijo que Hochul debería destinar $19 millones en el presupuesto estatal para apoyar un proceso de permisos ampliado, criticando el statu quo por criminalizar a los trabajadores que vendieron bienes durante la pandemia del COVID-19.

“Los mismos individuos a los que llamamos héroes son los que criminalizamos en las calles”, dijo Ahmed Mohamed, abogado de la organización. “¿Usted manda a un héroe a la cárcel por vender tamales, por vender pollo con arroz, así les paga gobernadora Hochul?”

Un portavoz de la gobernadora dijo que continuará negociando con los legisladores durante las próximas semanas a medida que se acerque la fecha límite del presupuesto a fines de marzo.

“El presupuesto ejecutivo de la gobernadora Hochul incluye iniciativas audaces para aprovechar esta oportunidad única en una generación de invertir en nuestro futuro, y esperamos continuar trabajando con la legislatura para finalizar un presupuesto que sirva a todos los neoyorquinos”, dijo Jim Urso en un comunicado.

 

Notas relacionadas: Presupuesto de la Asamblea de NY impulsa inversiones esenciales en salud e incluye a indocumentados

 

Más de Alrededor de Nueva York