Universidades Lehman y LaGuardia entrenarán a 20 enfermeros inmigrantes para fortalecer la debilitada fuerza laboral de la ciudad

enfermeros
Foto: Michael Appleton/Mayoral photography office

Desde altos niveles de agotamiento hasta baja remuneración, la Ciudad de Nueva York se encuentra en una escasez de enfermeros en medio del maratón pandémico del COVID-19.

Se proyecta que para el 2030 habrá una escasez de más de 39.000 enfermeros titulados en Nueva York, de acuerdo con un reporte reciente del Departamento de la Salud del Estado de Nueva York. Una solución desarrollada por el Departamento de Servicios para Pequeñas Empresas (SBS) de la ciudad, en colaboración con las Universidades de Lehman y LaGuardia, es entrenar a enfermeros educados en el exterior para mantener a flote la debilitada fuerza laboral de la ciudad.

Este mes, la Universidad de Lehman lanzará una nueva promoción para el Programa de Entrenamiento NCLEX-RN, comenzando con un programa puente de inglés para Hablantes de Otras Lenguas (ESOL) que contará con 25 participantes. El programa educativo asistirá a enfermeros entrenados en el exterior, mejorando sus habilidades del idioma inglés y obteniendo acreditación y empleo como enfermeros titulados en la Ciudad de Nueva York.

El SBS y el Centro de Bienvenida de la ciudad de NY en la Universidad Comunitaria de LaGuardia han ofrecido el Programa de Entrenamiento NCLEX-RN, en asociación, desde 2011. Por primera vez, el programa dará a los participantes flexibilidad en el horario, ya que LaGuardia ofrecerá un programa vespertino de medio tiempo para 40 participantes, y la Universidad de Lehman ofrecerá un programa diurno de tiempo completo para 20 participantes.

Los efectos de la pandemia del COVID-19 en los enfermeros, entre los que se incluyen agotamiento, angustia emocional y duelo complicado por trabajar en la primera línea, jubilaciones tempranas entre los enfermeros más experimentados, y competencia de talento nacional extrema, han llevado a muchos a dejar sus empleados, provocando una escasez crítica en la fuerza laboral.

Un sondeo en la industria antes del Ómicron, hecho por KFF/Washington Post, muestra que 3 de cada 10 trabajadores de la salud y dos tercios de los enfermeros de cuidado crítico y agudo están considerando dejar su profesión. Adicionalmente, los enfermeros de Nueva York encontraron oportunidades más lucrativas, capaces de ganar hasta $8000 por semana, como enfermeros itinerantes con compromisos de tres meses, lo cual es más del triple o cuádruple de sus salarios normales si permanecen en sus puestos actuales en hospitales locales de Nueva York.

Una encuesta realizada a finales de 2021 hecha por Wolters Kluwer pronosticó que la escasez de personal de enfermería en la nación podría continuar intensificándose por los siguientes 18 meses.

La nueva iniciativa es una parte de: “Reconstrucción, Renovación, Reinvención: Un Plano para la Recuperación Económica de NY” del alcalde Eric Adams, la cual se pone en marcha para liderar una recuperación económica a dos años de la pandemia.

“Al desarrollar este programa de entrenamiento, la Ciudad de Nueva York está probando nuestro compromiso de ayudar a las comunidades inmigrantes”, dijo Kevin D. Kim, comisionado del SBS. “No solo este programa ayuda a aumentar el número de enfermeros titulados en nuestra ciudad, también hace accesibles puestos de trabajo bien remunerados para los inmigrantes neoyorquinos que cumplan con los requisitos”.

 

Las postulaciones para este programa están actualmente abiertas.

Los candidatos para el programa de entrenamiento deben cumplir los requisitos de elegibilidad, entre los que se incluyen, pero no están limitados a:

• Ser un estudiante del idioma inglés.
• Tener un nivel intermedio-alto de inglés hablado.
• Tener un título de enfermería de un país donde no se hable inglés.
• Ser un residente de la Ciudad de Nueva York y estar legalmente autorizado para trabajar en los EE. UU.
• Enviar la solicitud de verificación de licencia de enfermería a CGFNS International y el Departamento de Educación del estado.
• No ganar más de $40.000 anualmente si tiene empleo.
• Tener Internet confiable y acceso a una computadora para usarla durante el programa de entrenamiento.
• Estar vacunado contra el COVID-19, con la excepción de aquellos con un arreglo aprobado.

 

Notas relacionadas: Agencias de la ciudad celebran el relanzamiento de la campaña IDNYC

Más de Alrededor de Nueva York