Tribunal ordena a dueños de caballos de carrera en L.I. pagar salarios robados a trabajadores

Tribunal ordena a dueños de caballos de carrera en L.I. pagar salarios robados a trabajadores
Pagarán $132,631 en salarios atrasados ​​y daños a 52 mozos de cuadra y paseadores en varios lugares, incluidos los hipódromos de Belmont y Aqueduct.

Un tribunal federal ordenó a un destacado establo de carreras de caballos de pura sangre de Long Island y a su propietario que paguen un total de $132,631 en salarios atrasados ​​y daños liquidados a 52 mozos de cuadra y paseadores en varios lugares, incluidos los hipódromos de Belmont y Aqueduct. El dueño del establo no pagó las horas extras que ganaban sus trabajadores.

La acción del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York sigue a una investigación realizada por la División de Horas y Salarios del Departamento de Trabajo de EE.UU. donde los investigadores descubrieron que Danny Gargan y Gargan Stables Corp. pagaban a ciertos empleados en los hipódromos, establos y otros lugares una tarifa por caballo manejado y no por hora como se indica en sus registros de nómina.

Además de acortar el horario de sus trabajadores y negarles ilegalmente las horas extras cuando trabajaban más de 40 horas en una semana laboral, la división determinó que el empleador falsificó los registros de nómina para dar la apariencia de que a los empleados se les pagaba por hora cuando no era así.

El tribunal confirmó la evaluación del departamento de $37,368 en multas monetarias civiles por robo deliberado de salarios y por falsificación de registros en violación de la Ley de Normas Laborales Justas. La Oficina del Distrito de Long Island de la división llevó a cabo la investigación original.

Luego de la investigación y el litigio por parte de la Oficina del Procurador del departamento, el tribunal emitió un fallo por consentimiento que ordenaba a los demandados pagar $66,315 en salarios atrasados ​​y una cantidad igual en daños liquidados a los trabajadores afectados.

La sentencia también obliga a los demandados a:

– Contratar, a sus expensas, un supervisor de cumplimiento calificado para revisar sus prácticas de nómina y mantenimiento de registros para garantizar el cumplimiento de FLSA, recomendar cambios a cualquier práctica que no cumpla y consultar con los demandados sobre cualquier cambio en sus prácticas de tiempo o mantenimiento de registros.

– Implementar y utilizar un sistema de cronometraje electrónico para garantizar un registro preciso de las horas de trabajo de los empleados.

– Capacitar a los empleados, en idiomas que entiendan, sobre el uso adecuado del sistema de cronometraje y pagarles por ese tiempo de capacitación.

– Publicar y proporcionar a los empleados información y documentos en inglés y español sobre los requisitos de la FLSA y sus derechos de la FLSA.

 

 

Represalias y Discriminación

 

La orden del tribunal también prohíbe de forma permanente a los demandados editar o alterar incorrectamente las horas de trabajo de los empleados, hacer que los empleados trabajen «fuera de los libros», tomar represalias o discriminar a los empleados que participen en actividades protegidas por la FLSA y exigir o pedir a los empleados que reduzcan los salarios.

«Los acusados ​​se aprovecharon de sus empleados al pagarles menos y luego trataron de ocultar este comportamiento ilegal falsificando sus registros de nómina», dijo el director de distrito de la División de Horas y Salarios, David An, en Westbury, Nueva York.

«Gargan Stables Corp. y Danny Gargan han aprendido que ignorar las leyes laborales federales y los derechos de sus empleados tiene consecuencias costosas. Sugerimos que otros empleadores revisen sus propias prácticas de pago para evitar infracciones. La División de Horas y Salarios tiene muchas herramientas para ayudar a los empleadores y trabajadores a comprender la ley».

«Para decirlo claramente, pagar menos a los empleados es robo de salarios. El Departamento de Trabajo de EE.UU. tiene, y seguirá buscando, todas las vías legales necesarias para obtener una compensación adecuada para los empleados y disuadir futuras violaciones por parte de los empleadores», indicó el abogado laboral regional Jeffrey Rogoff en Nueva York.

«Este acuerdo, el último de varios con empleadores de la industria de las carreras, compensa a estos trabajadores mal pagados e incluye requisitos mejorados de capacitación y cronometraje para cambiar el comportamiento de este empleador y evitar futuras infracciones».

Los trabajadores pueden llamar a la División de Horas y Salarios de manera confidencial si tienen preguntas, independientemente de su estado migratorio, y el departamento puede hablar con las personas que llaman en más de 200 idiomas.

Para más información sobre la FLSA y otras leyes aplicadas por la división, comuníquese con la línea de ayuda gratuita de la agencia al 866-4US-WAGE (487-9243).

 

 

Más de Alrededor de Nueva York