Tres hispanos acusados de traficar cocaína en Suffolk y Nassau

Tres hispanos acusados de traficar cocaína en Suffolk y Nassau
Los presuntos narcotraficantes Santos Rene Canales Gutierrez, Jonny Giron y Víctor Alzate. (Fotos: SCDA)

 

El fiscal de distrito del condado de Suffolk, Timothy D. Sini, y el Departamento de Policía de Suffolk (SCPD), anunciaron la acusación de tres presuntos narcotraficantes por tráfico de cocaína.

Los acusados son identificados como Jonny Giron, Víctor Alzate y Santos Rene Canales Gutierrez, quienes también cometieron sus delitos en el vecino condado de Nassau.

«Es nuestra misión con estos casos limpiar nuestras comunidades y detener la venta de drogas peligrosas en todo el condado», dijo el fiscal Sini.

«En este caso en particular, incautamos 3 kilogramos de cocaína del objetivo principal de esta investigación, que había comprado a un proveedor en Texas e intentaba volver para distribuirlas en Suffolk».

«Esos es 3 kilogramos de drogas que nunca llegaron a nuestras calles y a nuestras comunidades debido al trabajo extraordinario del SCPD y los fiscales en mi oficina, en particular los miembros de nuestra Unidad Especial de Estupefacientes», indicó Sini.

Jonny Giron, de 25 años de edad, de Copiague, está acusado de operar como un traficante mayor (un delito grave A-1); de posesión criminal de una sustancia controlada en 1er. grado (delito grave A-1); de venta criminal de una sustancia controlada en 1er. grado (delito grave A-1).

Asimismo, de 8 cargos de venta criminal de una sustancia controlada en 2do. Grado (delito grave A-2); de venta criminal de una sustancia controlada en 3er. grado (delito mayor B); de 10 cargos de posesión criminal de una sustancia controlada en 3er. grado (delito mayor B); y la conspiración en 2do. grado (delito mayor).

Víctor Alzate, de 35 años, de Wyandanch, está acusado de conspiración en 2do grado (un delito grave).

Santos Rene Canales Gutiérrez, de 35 años, de Wyandanch, está acusado de conspiración en 2do. grado (delito mayor de clase B); 3 cargos de posesión criminal de una sustancia controlada en 3er. grado (delito mayor B); y poner en peligro el bienestar de un niño (delito menor).

«Esta acusación a este trío en relación con el tráfico de cocaína en Suffolk marca el éxito de una investigación de casi un año por parte del SCPD y la oficina del fiscal de distrito del condado de Suffolk», dijo la comisionada de policía de Suffolk, Geraldine Hart.

«El departamento está dedicado a perseguir y detener a los comerciantes que están alimentando la propagación de narcóticos a las personas más vulnerables y adictas a las drogas, perjudicando no solo a los adictos, sino también a sus familias y a la comunidad en general», agregó.

 

Policías encubiertos

 

En abril de 2018 se inició una investigación realizada por la oficina del fiscal Sini y del SCPD sobre el presunto tráfico ilegal de estupefacientes de los acusados, que involucró el uso de agentes encubiertos, así como la vigilancia física y electrónica.

“Una de las tácticas de investigación más peligrosas que utiliza la policía es el uso de policías encubiertos. Esos oficiales arriesgan sus vidas cada vez que hacen una compra de drogas a un criminal», dijo Sini.

La investigación reveló evidencia de que los acusados ​​estaban vendiendo cocaína en polvo diariamente en el condado de Suffolk, particularmente en las áreas de Copiague, Amityville, Wyandanch y Bay Shore, así como en el condado de Nassau.

Durante el curso de la investigación, Giron supuestamente vendió cocaína a policías encubiertos en 10 ocasiones.

La investigación reveló evidencia de que uno de los proveedores de cocaína de Giron estaba ubicado en Houston, Texas. A principios de este mes, Giron y Alzate supuestamente viajaron a Houston para comprar 3 kilogramos de cocaína para volver y distribuirlas en Suffolk.

Cuando Giron viajaba de Houston a Nueva York después de que Alzate se fue por separado, fue detenido el 12 de marzo por el Departamento de Policía de Meridian en Mississippi, y se encontró en posesión de los 3 kilogramos de cocaína en el maletero de su vehículo.

Se afirma que Giron también ha suministrado cocaína a los revendedores en múltiples ocasiones desde su residencia, ubicada en Simmons Street, que se encuentra muy cerca de la Iglesia Episcopal Metodista Africana de Betel en Copiague.

Por su parte, Canales Gutiérrez, quien presuntamente vendió cocaína en nombre de Girón, está acusado de poner en peligro el bienestar de un niño por presunta posesión de droga en presencia de un niño de 2 años.

Si es condenado por el cargo máximo, Giron enfrenta una sentencia máxima de 25 años a cadena perpetua. Si son declarados culpables del cargo máximo, Alzate y Gutiérrez enfrentan una sentencia máxima de 8 y un tercio a 25 años de prisión.

Giron y Alzate fueron procesados ​​por esta acusación el miércoles 27 de marzo por el juez de la corte de Suffolk, Philip Goglas. Se fijó la fianza para Girón en $ 2 millones en efectivo o $ 4 millones en bonos. Y se fijó la fianza para Alzate en $ 500,000 en efectivo o $ 1 millón en bonos.

En tanto, Canales Gutiérrez fue procesado por la acusación el martes 26 de marzo por el mimso juez Goglas. La fianza se fijó en $ 500,000 en efectivo o $ 1 millón en bonos.

Alzate y Canales Gutiérrez deben regresar a la corte el 3 de abril mientras que Girón debe regresar a la corte el 19 de abril.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>