Tratamiento moderno de várices para hombres y mujeres en Delmont Medical Care

Tratamiento moderno de várices para hombres y mujeres en Delmont Medical Care
Tratamiento moderno de várices para hombres y mujeres en Delmont Medical Care.

Patrocinado

Por: Robmary Estrada,
Coordinadora de Laboratorio Vascular, en Delmont Medical Care

 

Delmont Medical Care, bajo la dirección de su fundadora la Doctora Jacqueline Delmont, tiene 20 años creciendo con la comunidad, y por ello ha adquirido un invaluable conocimiento de las enfermedades más frecuentes que afectan a la población. Con esta experiencia, desarrolla proyectos para la prevención y tratamiento de condiciones relevantes para la salud de sus pacientes.

Por esa razón, recientemente Delmont Medical Care inauguró una Sala de Procedimientos Vasculares en su oficina de Freeport, dotada de los equipos más avanzados bajo la supervisión del Dr. Mohammed Islam, un cirujano vascular de renombre. Allí se dedican a diagnosticar y tratar todos los problemas relacionados con venas varicosas, además de muchas otras enfermedades de la circulación venosa y arterial.

Doctora Jacqueline Delmont - copia
Dra. Jacqueline Delmont, directora y fundadora de Delmont Medical Care

Las várices son venas que se dilatan o pierden la integridad de las válvulas que promueven el retorno de la sangre desde los tejidos de vuelta al corazón, debido a múltiples razones.

Los factores principales que predisponen esta condición médica son la edad, el embarazo, historia familiar de várices, estar de pie o sentado por periodos prolongados y el sobrepeso. Pueden notarse como pequeñas líneas rojizas hasta cordones dilatados.

Si bien las várices se presentan en ambos sexos, las mujeres tienen más predisposición de padecer esta enfermedad debido a que los cambios hormonales van debilitando el funcionamiento de las válvulas y esto se incrementa con el uso contínuo de la píldora anticonceptiva.

No existen medidas que puedan prevenir por completo la aparición de las venas varicosas, sin embargo, hacer ejercicio, seguir una dieta balanceada con poca sal, medidas de control de peso, evitar pantalones ajustados y tacones altos, elevar las piernas por media hora, cambiar de posición periódicamente, puede ayudarnos tanto a disminuir su aparición como a aliviar los síntomas.

Entre los síntomas más frecuentes relacionados con esta enfermedad, podemos encontrar dolor en las piernas que empeora por las tardes, pesadez, hinchazón, cambios de coloración de la piel, enrojecimiento, ardor, calambres y úlceras.

Esto implica que las venas varicosas no solo son un problema estético que podemos solucionar fácilmente, sino que puede convertirse en un problema de salud más grave que afecte nuestra capacidad de trabajo y nuestro bienestar.

Delmont Medical Care invita a la comunidad de Long Island y Nueva York a conocer las instalaciones de la nueva Sala de Procedimientos Vasculares en su oficina de Freeport, así como también desde ahora a estar pendientes de su próximo artículo de salud en donde se hablará de las herramientas utilizadas para diagnosticar y tratar esta enfermedad.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>