Suffolk agrega rastreadores de contactos ante el aumento de casos de COVID-19

Suffolk agrega rastreadores de contactos ante el aumento de casos de COVID-19
Los médicos de ProHEALTH Urgent Care recolectan muestras de prueba de COVID-19 en Jericho. (Foto: LongIslandPress.com)

El condado de Suffolk, en Nueva York, está más que duplicando su número de trabajadores de rastreo de contactos, que hacen llamadas telefónicas para investigar la propagación del COVID-19, en un esfuerzo por acabar con un aumento reciente en los casos.

El ejecutivo de Suffolk, Steve Bellone, dijo que el condado tenía una tasa de positividad semanal promedio de 2.17 por ciento.

Eso significa que de todos los residentes evaluados, un promedio del 2.17 % dio positivo al virus cada día. Una semana antes, la tasa promedio era de alrededor del 1 %. El condado registró una tasa de positividad del 3,8 % el 8 de noviembre, la más alta desde finales de mayo.

«Es fundamental que tengamos esto bajo control», dijo Bellone. “Hemos estado expandiendo [nuestro equipo de rastreo de contactos] rápidamente y continuaremos haciéndolo durante esta semana.

El pasado viernes, el condado duplicó su número de investigadores de casos de 25 a 50. El martes, el número se duplicó nuevamente a alrededor de 100. Para el final de la semana, Bellone dijo que espera casi duplicar el número nuevamente, tan cerca de 200 condados se asignará a los trabajadores a realizar llamadas de rastreo de contactos.

Muchos de los investigadores son empleados del condado que recibieron capacitación a principios de esta semana y comenzarán a hacer llamadas de inmediato, dijo Bellone.

Bellone atribuyó el aumento repentino de casos a pequeñas reuniones en las que las personas no se distancian socialmente ni llevan máscaras. Dijo que es posible que este aumento sea el resultado de las fiestas de Halloween, incluso si tuvieran menos del límite estatal de 50 personas.

 

 

Suben casos en Nassau 

 

El condado de Nassau, en Nueva York, también ha experimentado un fuerte aumento de casos. La ejecutiva Laura Curran dijo en un comunicado el martes que la tasa de positividad era del 3,4 %, frente al 1,4 por ciento del 1 de noviembre.

«Lo que suceda a continuación se reducirá a lo que cada uno de nosotros haga en los próximos días y semanas», escribió.

Ambos líderes de Long Island instaron a los residentes a tomar precauciones, especialmente cuando se reúnen en grupos pequeños, incluido el distanciamiento social, el uso de máscaras y lavarse las manos con frecuencia.

Bellone dijo que cualquier persona que crea que pudo haber estado expuesta debe hacerse la prueba de inmediato.

“Hacernos la prueba es la forma más efectiva en que podemos rastrear este virus”, dijo, “porque si se hace la prueba y da positivo, podemos aislar a las personas, podemos poner en cuarentena a quienes lo necesitan para que podamos detener el virus».

El aumento de casos en Long Island refleja un aumento en los casos en todo el estado. El miércoles, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, señaló que la tasa de positividad del estado es del 2.5 %, sin incluir los micro grupos en ciertas comunidades.

«Lo que estamos viendo es lo que los científicos predijeron durante meses», dijo. «Realmente está empeorando mucho, mucho cada día».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>