Sobreviviente de cáncer de mama trae esperanza a miles a través del amor por el remo

cáncer de mama
Leah Salmorin fundó Paddle for the Cure para ayudar a otras personas que luchan contra el cáncer de mama después de que ella fuera diagnosticada en 2004. Foto vía el sitio web de Paddle for the Cure

Cuando Leah Salmorin fue diagnosticada con cáncer de mama en 2004, su vida cambió por completo, pero pudo enfrentar las dificultades y convertirlas en inspiración para ella y la vida de muchos otros.

Salmorin, residente de Woodside, Queens, fundó Paddle for the Cure en 2013, y ofrece paseos recreativos en botes dragón para controlar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer de mama. La organización sin fines de lucro promueve un estilo de vida feliz y saludable, ya que Salmorin cree que el camino hacia la recuperación depende en gran medida de pasar tiempo en la naturaleza.

“Hay que ir a la naturaleza; el agua es parte de la curación”, dijo Salmorin. “Llevar una vida holística y estar en el medio ambiente ayudará. Solo quiero inspirar a otros de que siempre hay esperanza”.

Salmorin mencionó que muchos pacientes quedan «atascados» una vez que se les diagnostica cáncer.

“Desde mi punto de vista, la razón por la que las personas no lo logran, es porque cuando se les diagnostica, no siguen adelante”, dijo Salmorin. “Estoy entregando que el agua es vida; lanzo toda la mala energía al agua y cuando vuelvo me siento renovada”.

cáncer de mama
Foto vía el sitio web de Paddle for the Cure

El agua y la remada siempre ha sido especial para Salmorín. Ella dijo que, en Filipinas, donde nació y se crió, nadar era una forma de conectarse con su padre, quien murió cuando ella era joven.

“Cuando murió mi padre, fue un punto de inflexión en nuestras vidas”, dijo Salmorin. “La razón por la que estoy enamorada de la natación es porque mi papá nos tiraba al río como peces para que pudiéramos aprender a nadar. Mi papá murió joven, pero las buenas semillas que plantó en nuestros corazones todavía están allí”.

Salmorin recibió sus tratamientos de NYC Health + Hospitals/Elmhurst, que ahora se ha asociado con Paddle for the Cure.

“Elmhurst es mi hogar lejos del hogar”, dijo Salmorin. “La primera vez que crucé la puerta de Elmhurst, me envolvieron en un manto de amor. [Ellos] me salvaron la vida”.

Salmorin se sometió a una lumpectomía, cuatro ciclos de quimioterapia, 38 días de radiación y terminó su tratamiento tomando tamoxifeno en 2009. En remisión, todavía batalla con su salud luchando contra la diabetes y problemas renales, pero se niega a dejar que eso la detenga.

Salmorin publicó un libro titulado “Journey to Excellence Through Service (Jornada a la Excelencia a través del Servicio)” en mayo. También tocó la campana de apertura del mercado de valores Nasdaq el verano pasado en nombre de Paddle for the Cure, justo antes del Dragon Boat Festival en la ciudad de Nueva York. Sin planes de reducir la velocidad, Salmorin organiza numerosos eventos, incluido Bowl for Hope que se llevó a cabo el 11 de octubre, organizado por Paddle for the Cure, NYC Health + Hospitals/Elmhurst y Women in Lighting + Design NYC. La recaudación de fondos benefició a la Clínica de Cáncer Hope Pavillion. También hay un próximo evento de remo el 22 de octubre.

Para obtener más información sobre Paddle for the Cure y participar en sus próximos eventos, visite pfcnyc.org.

 

Notas relacionadas: SALUD ROSA: Departamento de Radiología de Jamaica Hospital abre nueva sala de mamografías

Más de Alrededor de Nueva York