Síndrome misterioso relacionado con COVID-19 afecta más a los niños… Doctor hispano explica cómo reducir el riesgo

Desde que inicio la pandemia del coronavirus, hemos escuchado que el virus afecta mínimamente a los jóvenes y niños. No obstante, autoridades de salud de Nueva York están alertando sobre un síndrome misterioso que está afectando a niños entre 2 a 15 años que han tenido COVID-19. De acuerdo a autoridades, 15 pequeños han sido recientemente hospitalizados en la ciudad de Nueva York con enfermedad compatible al síndrome de Kawasaki.

En una carta pública dirigida a sus colegas este lunes, el Dr. Demetre Daskalakis, comisionado adjunto de la Nueva División de Control de Enfermedades del Departamento de Salud de la Ciudad de York expresó que » un síndrome inflamatorio multi-sistémico pediátrico, recientemente reportado por las autoridades del Reino Unido se está observando entre niños y adultos jóvenes en la ciudad de Nueva York y en otros lugares de los Estados Unidos». Agregando que el espectro completo de la enfermedad aún no se conoce.

El Dr. Víctor Peralta, parte de la organización SOMOS y Pediatría en el Hospital Elmhurst con práctica privada en consultorio pediátrico de Jackson Heights, dijo que “el Kawasaki es una enfermedad bien conocida en pediatría desde hace décadas”, pero que no tiene conocimiento de porque esto o algo similar pueda estar sucediendo en los niños en relación con el COVID-19.

“El Kawasaki es una inflación de las vías sanguíneas, las arterias y afecta más a los niños. Causa un enrojecimiento alrededor de los ojos y la lengua se le pone bien roja a los niños y se escama la piel. Se ponen bien rojas las plantas y las palmas de las manos. También da inflación en los ganglios linfáticos”, señaló el Dr. Peralta al preguntarle sobre el síndrome inflamatorio que es caracterizado por fiebre persistente, shock toxico y síntomas abdominales.

El Dr. Víctor Peralta (centro-izquierdo) reforzó que las precauciones que se deben tener con los niños para evitar el contagio con Coronavirus y posible afectación del síndrome de Kawasaki, son las mismas que se tienen con los adultos. (Foto cortesía del Dr. Peralta)

De acuerdo a las autoridades de salud, muchos de los niños afectados por este síndrome dieron negativo para coronavirus, pero positivo para anticuerpos contra coronavirus.

“El Kawasaki es algo que se conoce desde hace mucho tiempo pero lo hemos visto mucho menos frecuentemente, recientemente. Realmente no se cual pueda ser la relación entre una y otra”, añadió el Dr. Peralta.

Para tranquilizar a los padres, el Dr. Peralta afirmó que como pediatra “afortunadamente” atendía a la población que está en una edad en que la afección es menos severa. “Hay niños en edad escolar en donde los padres han pasado una semana enfermos en casa y nos dicen el niño empezó con fiebre y cuando les damos seguimiento, dos o tres días más tarde, ya los niños están jugando de nuevo. Por suerte, la mayoría de los niños no se están afectando igual que los padres”.

Si bien recalcó que de todas maneras es preferible evitar contagiar a los pequeños del hogar, recordó que las condiciones entre las familias hispanas a veces hacen imposible distanciarse del niño cuando el padre adulto presenta síntomas.

“Aunque parezca un poco cínico, una vez que el adulto lo tiene, es poco lo que se puede hacer para evitar que se les pegue a los niños”, señaló. “Nosotros les damos la información de lo que tienen que hacer, pero recuerden que muchos están limitados por la forma en que están viviendo, el medio físico donde vive la familia, la cantidad de personas que hay, y el hecho de ‘¿cómo hace un niño pequeño distanciamiento social?’. Necesita la ayuda y el contacto con los padres constantemente. Es imposible aislarse de un niño que necesita que se le preparen alimentos y se le alimente”.

Aunque las estadísticas continúan señalando que los niños y los jóvenes siguen siendo de los menos afectados por el coronavirus, el comunicado del Dr. Daskalakis aconseja actuar de inmediato si se sospecha del síndrome de Kawasaki ya que el diagnóstico temprano es crítico para prevenir daño en los órganos y otras complicaciones a largo plazo. Mientras tanto, evitar el contagio por coronavirus sigue siendo la mejor opción para los padres consternados.

“Deben estar preocupados, pero la forma más efectiva de protegerlos (hijos) es protegerse ellos mismos con máscaras, lavarse las manos y evitar traer objetos que puedan estar contaminados a la casa”, expuso el Dr. Peralta. “Lavar las compras que hacen, mantener los zapatos fuera de la casa, tratar de quitarse la ropa que tenían puesta cuando estuvieron fuera para evitar traer ellos mismos el virus a la casa. Protegerse ellos hace que todos en casa se protejan más”.

Asimismo reforzó que las precauciones que se deben tener con los niños son las mismas que se tienen con los adultos. “Asegurarse de que se lavan las manos aunque sea un poco más difícil con niños menores de cinco años”, continuó, “si los mantiene aislados, en casa, fuera de la exposición a otras personas que puedan estar contagiadas, el riesgo es menor”.

A los niños que por necesidad tienen que salir de casa, porque los padres tienen que salir y no los pueden dejar solos, el Dr. Peralta recomendó “ponerles mascaras que sean de tamaño apropiado para ellos y asegurarse de que a pesar de que su tendencia natural es de tocar las cosas a su alrededor, tratar de evitar que toquen las cosas e higienizarles las manos frecuentemente -ya sea con liquido desinfectante o hacerle lavar las manos”.

Debido a que la ansiedad y el estrés también están afectando a los niños, el Dr. Víctor Peralta hizo las siguientes recomendaciones para ayudar a reducir la preocupación entre los pequeños durante la pandemia del COVID-19:

• La primera es evitar que los niños estén viendo las noticias. Estar escuchando las noticias 24 horas al día no es saludable para los adultos, mucho menos para los niños.

• La segunda es conversar con ellos y poner en contexto la situación. Explicarles que “sí, estamos en medio de la pandemia pero estamos protegiéndonos, estamos evitando contagiarnos y esta es la forma en que lo hacemos”.

• La tercera es asegurarles de que no importante lo que suceda, los adultos de la casa van a cuidar de ellos y van a estar con ellos constantemente. Es algo que los niños necesitan escuchar.

 

Notas relacionadas: Escuelas del estado de Nueva York permanecerán cerradas por el resto del año académico 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>