Sin justicia y sin calefacción: Agentes Federales investigan manejo de la prisión Sunset Park después de corte de energía

Una investigación federal revisará los manejos administrativos del Centro de Detención Metropolitano de Sunset Park luego de que un corte de energía de una semana obligara a sus internos a soportar temperaturas bajo cero en algunos de los días más fríos del año, lo que desató una serie de protestas a las afueras de la instalación. (Foto de Trey Pentecost)

Agentes Federales investigarán los manejos por parte de funcionarios de una prisión federal de Sunset Park, de un corte de energía de una semana de duración durante el cual más de 1600 presos soportaron temperaturas bajo cero presuntamente sin la opción de hablar con sus abogados, anunciaron líderes del Departamento de Justicia.

La Oficina del Inspector General de la agencia federal, oficina interna de vigilancia, investigará si los funcionarios de la Oficina federal de Prisiones “respondieron adecuadamente a las fallas de calefacción y eléctricas” causadas por un incendio eléctrico el 27 de enero en el Centro de Detención Metropolitano, dijeron el miércoles representantes del Departamento de Justicia. La averiguación también determinará si los funcionarios de la prisión tienen “planes adecuados de contingencia para tales incidentes,” de acuerdo a los representantes.

Una segunda investigación conducida por líderes del Buró de Prisiones- una agencia dentro del Departamento de Justicia que opera la prisión de la calle 29 entre la Segunda y Tercera avenidas, evaluará la infraestructura de la instalación y el protocolo de respuesta a emergencias.

El anuncio de las investigaciones se produjo horas después de que casi 30 políticos-incluyendo la representante Nydia Velázquez (D-Sunset Park), los representantes Jerrold Nadler (D-Red Hook), Max Rose (D-Bay Ridge), Hakeem Jeffries (D-Coney Island), Yvette Clarke (D-Flatbush), y la Senadora Kirsten Gillibrand (D-New York) enviaran cartas al Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, y al director interino de la Oficina de Prisiones, Hugh Hurwitz, exigiendo que investiguen, entre otras peticiones, cómo se maneja la prisión.

La carta de los políticos a Horowits, dice que “La Oficina (de Prisiones) es responsable de proporcionar la detención humanitaria de éstos detenidos, no de someterlos a condiciones de tercer mundo,” también reclamó que “posibles prácticas abusivas” por parte de los empleados de la prisión, dieron como resultado las recientes condiciones “inaceptables” allí.

Los funcionarios del Departamento de Justicia sólo tomaron medidas para mejorar las condiciones después de que la prensa informara sobre la interrupción del servicio, provocando varios días de protestas fuera de la prisión, los funcionarios electos alegaron en su carta a Horowitz,

“El Centro de Detención Metropolitano (MCD) Brooklyn, en lugar de ofrecer soluciones proactivas y ejecutar su plan de emergencia, no cumplió sus funciones hasta que la presión pública y la demanda de respuestas alcanzaron un punto de inflexión,” escribieron.

La investigación federal también debe proporcionar más detalles sobre el trato a los reclusos durante el apagón, cuando supuestamente el personal de la prisión les impidió recibir atención médica, ropa limpia y comidas calientes en algunos de los días más fríos del año, y descubrir si los contratistas trabajaron los más rápido posible para restaurar la energía antes del 3 de febrero, escribieron los políticos.

La carta al Buró de Prisiones además exigió respuestas a siete preguntas sobre la infraestructura de la prisión, declaraciones contra sus empleados, porque la administración prohibió que los hombres encarcelados se reunieran con sus abogados, y cómo la agencia “restablecería la confianza de la comunidad” y evitará incidentes similares en el futuro.

El Departamento de Justicia anunció su investigación del Centro de Detención Metropolitano dos días después de que un grupo de abogados demandara a los agentes Federales y al director de la prisión el lunes, por violar los derechos constitucionales de los presos durante la pérdida de energía, y un día después de que un representante de la Oficina de Prisiones dijera a nuestra publicación hermana, Brooklyn Paper, que la calefacción “estaba funcionando a pesar del corte eléctrico”.

Sin embargo, el representante de la oficina no respondió a las repetidas consultas sobre la definición de “funcionando”, y si el personal de la prisión estuvo apagando manualmente la calefacción.

Los representantes del Buró de Prisiones tampoco respondieron de inmediato cuando se les preguntó si sus líderes responderían públicamente a las preguntas formuladas por los políticos en sus cartas.

-Traducción de Raquel Romero

 

Noticias relacionadas: Concejales hispanos piden que NY entregue licencias de conducir a indocumentados

 

Más de Alrededor de Nueva York

>