Siga estos consejos para evitar contagios e infecciones en la playa

Siga estos consejos para evitar contagios e infecciones en la playa
Siga estos consejos para evitar contagios e infecciones en la playa.

 

Disfrutar de la playa durante la temporada de verano es una de las actividades favoritas de grandes y chicos, pero por desgracia, este lugar cubierto de arena, sol y mar, no siempre es sinónimo de naturaleza limpia y pura.

Debido al exceso de gente que visita las playas, a las bacterias, virus, parásitos y hongos que se alojan en la arena, o a la invasión de medusas en el agua, se recomienda tener mucho cuidado para evitar posibles contagios e infecciones.

Si usted quiere evitar riesgos de contraer micosis, enfermedades de la piel o irritaciones cutáneas, etc, tome en cuenta estos consejos:

 

– No se tumbe directamente sobre la arena; así limitará el riesgo de micosis y hongos. Utilice una esterilla o una tumbona y extienda encima la toalla. Se aconseja lavar y cambiar la toalla de forma regular.

 

– Dúchese lo antes posible después de la playa o, al menos, lávese las manos y los pies antes de entrar en casa. También lave los bañadores y las toallas lo antes posible.

 

– Vigile a los más pequeños, ya que suelen tener la mala costumbre de comer arena y de meterse las manos en la boca después de haber tocado o jugado con la arena.

 

– Lávese las manos con un gel antiséptico, sobre todo antes de picar o comer algo. La arena puede albergar huevos de oxiuros o áscaris, que suelen transportar los gatos y perros y que pueden provocar infecciones intestinales leves, pero desagradables.

 

– Nunca deje que los niños correteen y jueguen desnudos en la arena. Es una costumbre muy poco higiénica y las niñas pueden contraer una vulvitis, una infección benigna que provoca la inflamación de la vulva.

 

– Intente no hundir la mano en la arena, ya que los microorganismos, hongos y parásitos que contiene podrían quedarse metidos entre las uñas.

 

– No deje restos de comida en la playa. Y tampoco los entierre en la arena.

 

– No lleve al perro o a cualquier otro animal de compañía a la playa. Aunque no existe una norma específica sobre el tema, muchos ayuntamientos han prohibido el acceso de animales a la playa por razones de higiene.

 

– Si está en una playa del trópico, tenga cuidado. La pulga de arena y las moscas de arena provocan mordeduras y picaduras graves. De hecho, en estas zonas, se aconseja evitar la playa durante el amanecer y el atardecer.

 
 

 
 

Más de Alrededor de Nueva York

>