Restaurantes en Long Island siguen abiertos para atender comidas en el interior

Restaurantes en Long Island siguen abiertos para atender comidas en el interior
Los clientes en un establecimiento en Huntington después de que se les permitió reanudar el servicio al aire libre. (Foto: Mira Lerner / LongIslandPress.vom)

Los restaurantes en Long Island siguen abiertos para comer en el interior en medio de las nuevas restricciones por el aumento en los casos de COVID-19 y a pesar de que los restaurantes en la ciudad de Nueva York volvieron a brindar su servicio solamente al aire libre, durante al menos 2 semanas desde este lunes 14 de diciembre, dijeron las autoridades.

El gobernador neoyorquino Andrew Cuomo ha citado el aumento del coronavirus, las tasas de hospitalización relacionadas en NYC y una tasa de transmisión inapropiadamente alta, como las razones clave para dejar de comer en el interior de los restaurantes, que se habían limitado al 25% de la capacidad.

El gobernador advirtió que si los casos continúan aumentando, los servicios de estos establecimientos podrían volver a ser solamente con comida para llevar como sucedió en la primavera.

“Haré todo lo que pueda para mantener [los restaurantes] abiertos y funcionando de manera segura”, dijo la ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran.

“Debemos ayudar a nuestras empresas, pequeñas y grandes, a recuperarse de la devastación financiera de esta pandemia. Seguiré haciendo todo lo posible para limitar las restricciones en nuestros restaurantes y mantener abiertos los negocios y las escuelas», agregó.

Curran y los dueños de restaurantes de la ciudad de Nueva York señalaron que el 74 % de las nuevas infecciones provienen de las reuniones domésticas privadas, mientras que el 1,4 % proviene de los restaurantes y bares, a pesar de trasladar hacia el interior de los locales el servicio de comida debido al cambio de clima.

El gobernador sugirió que si bien habría dificultades por la pérdida de poder comer en el interior en NYC, expresó su esperanza de que la expansión del comedor al aire libre y la aclimatación de los neoyorquinos a él, incluso en los meses más fríos, podría ayudar a las empresas a superar el período difícil.

Curran señaló que los bares y restaurantes pueden tener dificultades para mantener abiertas las estructuras temporales al aire libre esta semana cuando se pronostica que una tormenta del nordeste arrojará más de 1 pie de nieve en partes de la isla.

«Escucho algo de ansiedad por parte de los dueños de nuestros restaurantes», dijo Curran. «Creo que algunos de ellos los cerrarán, tomarán precauciones».

– Con amNY Metro

– Esta historia apareció primero en LongIslandPress.com

 

 

Más de Alrededor de Nueva York