Regreso al subterráneo: Neoyorquinos opinan sobre la seguridad del metro una semana después del tiroteo masivo en Brooklyn

Brooklyn
Dos policías de Nueva York patrullan Grand Central Station.

Nueva York se recuperó instantáneamente del devastador tiroteo en el metro de Brooklyn el 12 de abril, y muchos demostraron su resiliencia al regresar al sistema de transporte subterráneo de la ciudad ese mismo día.

No obstante, no se puede negar que cuando Frank James supuestamente lanzó una bomba de humo y alrededor de 33 balas de su pistola Glock, muchos transeúntes quedaron nerviosos, aunque la preocupación adicional no les ha impedido seguir con sus vidas.

“Podría haber sucedido en Kansas; podría haber sucedido en París, podría haber sucedido en cualquier lugar. Las personas con trastornos mentales son personas con trastornos mentales. Me siento más seguro que nunca”, dijo un hombre mientras subía rápidamente una escalera mecánica en la estación 59th Street-Columbus Circle y, encarnando la actitud de un neoyorquino imparable, rápidamente se perdió de vista.

Aunque este individuo jactancioso sintió que el incidente fue una anomalía estadística, algunos usuarios no están de acuerdo.

Brooklyn
Rodney dice que la ciudad de Nueva York tiene que mejorar la seguridad en el metro.

Rodney llegó a la ciudad de Nueva York hace siete años y afirma que siempre ha tenido miedo a la delincuencia en el sistema de metro, pero como muchos otros, no puede permitirse el lujo de pagar otro medio de transporte.

“Estaba aterrorizado porque escuché que la gente se tiraba al frente del tren, la gente estaba siendo asaltada y apuñalada, y eso todavía pertenece a la actualidad. Entonces, cuando escuché que eso sucedió en el tren y el tipo abrió fuego, me mortifiqué. Pero tengo que viajar en metro porque tengo que ir a ver a un médico y esa es la única razón por la uso el metro. De lo contrario, tomaría el autobús, pero el autobús no pasa por aquí”, dijo Rodney.

Rodney cree que los funcionarios electos deberían tener más en cuenta a los neoyorquinos comunes e invertir en mejores precauciones de seguridad.
“Realmente creo que deberían implementar un programa donde entren los pasajeros y tener policías en cada estación. Ellos deberían. Sí, quiero decir, ya sabes, oye, es Nueva York, cierto, pero necesitan un programa que los disuada de hacer estas cosas y también, si pasas por un detector de metales, deberían comenzar a poner eso”, expresó Rodney.

Brooklyn
Anthony Dolci feels unsafe in the subway.

Anthony Dolci también está preocupado por la delincuencia en el metro, afirmando que es muy cauteloso cuando espera en los andenes e incluso deja los vagones del tren cuando se siente incómodo.

“Estoy constantemente mirando por encima del hombro. No me quedo al borde de la plataforma. Siempre estoy mirando alrededor para asegurarme de que si alguien que parece sospechoso o peligroso se acerca a mí, y tan pronto como veo a alguien, me levanto y tengo que moverme a otra área o vagón de tren porque me causa mucha ansiedad”, explicó Dolci.

Dolci cree que la seguridad comienza con los controles de bienestar y se debe brindar a las personas que parecen angustiadas o perturbadas emocionalmente, y no solo una revisión rápida, sino brindar una atención completa a aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos.

 

Notas relacionadas: Arrestado y procesado el pistolero que dejó 10 heridos de bala en el Metro

Más de Alrededor de Nueva York