¿Qué es el linfoma y cuáles son sus síntomas?

¿Qué es el linfoma y cuáles son sus síntomas?
La presencia de un «bulto» en el cuello (que no causa dolor) puede ser un signo de padecer linfoma. Foto: Centro Detector del Cáncer

El linfoma es un tipo de cáncer que se inicia en las células del sistema inmune llamadas «linfocitos», que se encuentran en un estado de crecimiento celular y de multiplicación descontrolados debido a un cambio denominado «mutación» a nivel de los genes de las células enfermas.

El Dr. Mauricio León Rivera, director de la Liga Contra el Cáncer, director médico del Centro Detector del Cáncer y Cirujano Oncólogo de la Clínica Ricardo Palma señaló que existen dos tipos de linfoma, el Hodgkin y el No Hodgkin, el primero se caracteriza por la presencia de un tipo de células llamadas de «Reed Sternberg», el segundo, incluye un grupo heterogéneo de cánceres del sistema inmunitario, que se caracteriza por su rápido crecimiento.

Según el Dr. León Rivera, los signos de esta enfermedad pueden ser diversos, el más común es la presencia de un «bulto» que no causa dolor, en el cuello, axila y/o ingle acompañado de otras señales como fiebre sin razón aparente, sudoración nocturna, pérdida de peso, cansancio mayor del habitual y/o picazón generalizada en la piel.

Agregó que actualmente los médicos cuentan con diversos métodos para diagnosticar esta enfermedad, pudiendo efectuar análisis de sangre, biopsia de médula ósea, radiografías, estudios de diagnóstico por imágenes, resonancia magnética, gammagrafía con galio y/o ecografías, entre otros.

 

¿Esta enfermedad es curable?

 

El tratamiento es generalmente multidisciplinario y se utiliza la quimioterapia y/o radioterapia, además de la imnunoterapia utilizando los llamados «anticuerpos monoclonales», que en los últimos años han permitido mejorar las tasas de supervivencia sin que la enfermedad progrese hasta llegando curar a una parte de los pacientes con este mal.

El Dr. León enfatiza que las probabilidades de superación de la enfermedad se relacionan directamente con la detección temprana de la misma al igual que con el resto de neoplasias malignas.

«No tratarse en forma oportuna algunos tipos de linfoma podrían generar consecuencias fatales en el corto plazo», recalcó.

Cabe mencionar, que el 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma, iniciativa de la Lymphoma Coalition para incrementar el conocimiento sobre este tipo de cáncer permitiendo reconocer de forma oportuna algunos de sus síntomas y así lograr mejoría en la supervivencia de estos pacientes.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York