Pueblo de Hempstead propone nuevas restricciones para la marihuana antes de su legalización

Pueblo de Hempstead propone nuevas restricciones para la marihuana antes de su legalización
Pueblo de Hempstead propone nuevas restricciones para la marihuana antes de su legalización. (Foto: TOH)

 

La supervisora del Pueblo de Hempstead, Laura Gillen, y la concejal Erin King Sweeney, presentaron un paquete de legislación que restringe el uso de la marihuana a nivel local, antes de la promesa de legalizarla por parte del Estado de Nueva York.

La propuesta incluye una moratoria de un año en la venta de marihuana recreativa y restricciones contra el uso de productos de marihuana en instalaciones de los parques públicos. El Pueblo de Hempstead con una población de 780,000 habitantes, es el municipio más grande del país y supervisa más de 100 parques en Long Island.

En conferencia de prensa llevada a cabo el viernes 1 de febrero en el Ayuntamiento de Hempstead, Gillen y King Sweeney además anunciaron que convocarán una audiencia pública para considerar esta moratoria (ampliación del plazo) sobre el establecimiento de tiendas recreativas de marihuana, dispensarios, clubes sociales y otros usos recreativos de la marihuana.

«El municipio más grande de los Estados Unidos debe presionar el botón de pausa durante un año para que nuestros residentes y nuestros socios en el condado tengan tiempo suficiente para estudiar el problema y expresar sus opiniones», dijo la supervisora Gillen.

«A medida que el estado de Nueva York observa el panorama general de cómo la legalización de la marihuana afectará al estado, creo que es importante que el Pueblo de Hempstead presione los frenos y considere cómo estos establecimientos encajarán en nuestras comunidades, en particular cuando se relaciona con la proximidad a las escuelas», dijo King Sweeney.

La concejal indicó que esto no es una prohibición de las ventas de marihuana, sino una oportunidad para que se recopile toda información necesaria para tomar decisiones para el beneficio de los residentes. «Esta moratoria está dirigida únicamente a la marihuana recreativa. Aprecio plenamente la necesidad de la marihuana medicinal», puntualizó la concejal.

 

Crean Grupo de Trabajo

 

Las funcionarias señalaron que el condado celebrará audiencias y ha creado un grupo de trabajo para considerar el impacto de la marihuana recreativa legalizada y explicaron que les gustaría obtener la información de estas audiencias y estudios antes de tomar cualquier decisión de zonificación relacionada con el tema.

Tanto Gillen como King Sweeney expresaron que su principal preocupación, -especialmente siendo ellas madres-, era garantizar la seguridad de los niños pequeños.

«Tenemos la mayor confianza en que el grupo de trabajo del condado, que está compuesto por líderes diversos y diversos en nuestra región con experiencia en aplicación de la ley, atención médica, negocios privados, educación y religión, ayudará a guiar al Pueblo en la dirección correcta», señaló Gillen.

 

Audiencia Pública el 26 de Febrero

 

Las leyes y ordenanzas locales actuales del Pueblo de Hempstead no incluyen ninguna regulación relacionada específicamente con los usos minoristas de la marihuana. Se anticipa que, si el Estado legaliza la marihuana recreativa, el Estado regulará y/o permitirá que los municipios locales a nivel de condado o ciudad regulen la cantidad y ubicación de las tiendas minoristas de marihuana, clubes sociales, instalaciones de cultivo y fabricación y instalaciones de prueba.

Con miras a la inclusión de la información obtenida del condado y al reconocer que el Estado aún no ha finalizado la legalización, ni existe un calendario para ninguno de los componentes, la moratoria estará vigente por un año. Se anticipa que el público será llamado para una audiencia el martes 26 de febrero.

«La salud y la seguridad de nuestros residentes es nuestra principal prioridad y creemos que esta moratoria le dará a la junta el tiempo que necesitamos para considerar todos los aspectos de este problema y asegurarnos de que estamos respondiendo a cualquier legalización de manera responsable», comentó King Sweeney.

«Apresurarse a juzgar este asunto no es sabio y sería una pérdida de tiempo y dinero», concluyó Gillen. «Le estamos dando a todos los que viven aquí en el Pueblo una voz en el proceso y trabajaremos de la mano con la comunidad a medida que se revele la legislación estatal y se realicen más detalles».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>