Proveedor de refugios para personas sin hogar pide ayuda a «todos los niveles de gobierno» en medio del aumento de solicitantes de asilo

personas sin hogar
Migrantes levantan la mano emocionados desde la ventana del autobús. Foto por Dean Moses

El proveedor de servicios para personas sin hogar más grande de la ciudad de Nueva York pidió ayuda el lunes a todos los niveles del gobierno a medida que continúa la crisis migratoria.

Women in Need, también conocida como WIN, dice que actualmente alberga a unas 270 familias que buscan asilo, además de más de 700 niños, y la organización sin fines de lucro está siendo empujada al límite. Con tantos solicitantes de asilo que necesitan asistencia, WIN afirma que también necesita ayuda para proporcionar abrigo, comida, traductores y asistencia legal a los recién llegados.

Este llamamiento llega inmediatamente después de la visita del alcalde Eric Adams a la frontera de Texas durante el fin de semana, algo que aplaudió la directora ejecutiva de WIN, Christine Quinn. Aún así, también denunció que organizaciones como la suya necesitan ayuda para atender la afluencia de personas.

“La crisis migratoria está poniendo a prueba la red de seguridad social de Nueva York, pero no comenzó en los cinco condados, y el alcalde Adams tiene razón al querer ver la situación en la frontera en persona. Espero que su conclusión sea lo que me han dicho las familias en WIN que buscan asilo: están huyendo de la violencia y la opresión, en busca de un futuro mejor para sus familias. La ciudad de Nueva York siempre ha brindado a los inmigrantes la oportunidad de una nueva vida y debemos seguir viviendo de acuerdo con ese ideal”, dijo Quinn.

Si bien Quinn dice que está de acuerdo con el alcalde en que la ciudad requiere asistencia federal para mitigar la crisis, también pide a los gobiernos locales a no ignorar sus responsabilidades. Quinn cree que la ciudad también tiene la obligación de eliminar un largo proceso que impide que los neoyorquinos sin hogar encuentren vivienda rápidamente.

“Si bien el alcalde tiene razón en que necesitamos una respuesta nacional para arreglar nuestro sistema de inmigración, también hay más que cada nivel de gobierno puede hacer hoy para mejorar la situación en la ciudad de Nueva York. Quiero agradecer al Senador Schumer y a la Delegación del Congreso de Nueva York por asegurar los fondos que tanto se necesitan y que ayudarán a la Ciudad de Nueva York a responder a esta crisis. Ahora, necesitamos cambios en la política federal, incluida la autorización de trabajo y el acceso a beneficios como cupones de alimentos, para garantizar que estos nuevos neoyorquinos puedan mantenerse mientras sus casos de asilo están pendientes. A nivel local, el gobierno de Nueva York debe permitir que los solicitantes de asilo usen vales de vivienda para salir del albergue, eliminar la ilógica ‘Regla de los 90 días’ que impide que las familias busquen vivienda hasta que hayan vivido en el albergue durante tres meses, y promulgar Introducción 522, que brindará a todas las familias sin hogar, la atención de salud mental que necesitan”, dijo Quinn.

Quinn asegura que, a pesar de las dificultades, WIN seguirá respondiendo a la crisis brindando ayuda a todos los que lleguen a sus refugios, mientras siguen instando a los miembros del gobierno a responder a este problema con soluciones de sentido común.

 

Notas relacionadas: Grupos defensores de inmigrantes reclaman medidas a gobernadora de Nueva York

Más de Alrededor de Nueva York