Protestan ‘Soñadores’ y defensores por la anulación de ley del voto para inmigrantes

Protestan 'Soñadores' y defensores por la anulación de ley del voto para inmigrantes
Un Juez de Nueva York invalidó la ley que permite voto de inmigrantes en elecciones. (Foto: EFE/ Nora Quintanilla)

Después de conocerse que el tribunal de primera instancia de Staten Island anuló la ley #NuestraCiudadNuestroVoto (Ley Local 11-2022), que permitiría que alrededor de 800,000 no ciudadanos voten en las elecciones locales, los beneficiarios del programa migratorio DACA, asociados a la organización comunitaria La Colmena, lanzaron su voz de protesta por esta decisión judicial que consideran injusta.

«He estado en primera línea apoyando a la comunidad de Staten Island durante la pandemia. A aquellos que están en contra de que alguien como yo vote en las elecciones municipales, solo quiero hacerles saber que tengo a toda una comunidad detrás de mí y están listos para continuar la lucha», dijo Ángel Salazar.

«Estoy muy decepcionado con la decisión porque cuando necesitan nuestro trabajo o nuestros impuestos, felizmente toman aquello por lo que trabajamos duro, pero cuando pedimos tener voz en las elecciones municipales que afectan directamente a nuestra comunidad, se nos niega ese derecho», comentó por su parte, Emili Prado. «El sistema falló. una vez más, pero no nos daremos por vencidos y no podemos hacer esto solos. Estoy llamando a mis compañeros beneficiarios de DACA, titulares de TPS y cualquiera que esté dispuesto a apoyarnos a luchar junto a nosotros».

«Como beneficiario de DACA, contribuyente y propietario de una vivienda de Staten Island, la decisión no disuadirá la lucha para seguir luchando por nuestros derechos como residentes de Nueva York», expresó Carlos Vargas, un demandante de Staten Island.

«Cuando llegó la pandemia, nadie me pidió la ciudadanía cuando me ofrecí como voluntaria para ser enfermera. Solo quiero decir que la decisión judicial de hoy no hará que dejemos de luchar por nuestro derecho al voto en las elecciones municipales», sostuvo firmemente Hina Naveed.

«Confiamos en que los tribunales de apelación razonables fallarán a favor de dar a nuestra comunidad inmigrante una voz en su gobierno. Los representantes electos en el consejo de NYC votaron abrumadoramente para aprobar el voto de los no ciudadanos para que seamos la ciudad más grande del país en apoyar la democracia … A diferencia de los republicanos, los neoyorquinos realmente creen que no hay impuestos sin representación», argumentó a su turno, Yesenia Mata, directora ejecutiva de La Colmena.

Coalición en lucha

En tanto, los defensores de los inmigrantes neoyorquinos y funcionarios electos, también evidenciaron su rechazo a la decisión de la Corte Suprema del condado de Richmond de invalidar la ley Nuestra Ciudad, Nuestro Voto (Ley Local 11-2022), que otorgó a los neoyorquinos con estatus legal permanente o autorización de trabajo el derecho a votar en las elecciones municipales.

«La decisión de revocar la Ley Local 11 por parte de este tribunal inferior en Staten Island no nos sorprende, porque los republicanos que se oponen a la ley presentaron específicamente su demanda en un tribunal que sabían que les sería favorable», dijo Murad Awawdeh, director ejecutivo, de la Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC).

«A pesar de la decisión judicial, seguiremos luchando para garantizar que los casi un millón de neoyorquinos que construyen sus vidas aquí y están invirtiendo en nuestras comunidades puedan opinar sobre su democracia local. Seguimos firmes en nuestra certeza de que la votación municipal es legal y planeamos apoyar la apelación de la decisión de este juez. Nos negamos a permitir que el veredicto de hoy promueva la privación de derechos de las comunidades negras y latinas en Nueva York», recalcó el representante de NYIC.

«La decisión judicial priva de sus derechos a casi un millón de neoyorquinos y ataca el núcleo mismo de nuestra democracia representativa. El derecho al voto extendido por la Ley Local 11 presentó una oportunidad para remediar la contradicción entre llamar esenciales a tantos trabajadores inmigrantes, pedirles que arriesguen sus vidas para mantener la ciudad en marcha, mientras se les niega una voz en el gobierno local que toma decisiones vitales sobre su vive», señaló Fulvia Vargas de León, consejera asociada de LatinoJustice PRLDEF.

«LatinoJustice PRLDEF está profundamente decepcionado de que la corte haya optado por negar el acceso al sufragio a personas tan integrales para el funcionamiento de nuestra ciudad. LatinoJustice y nuestros socios legales buscan apelar la decisión y restaurar el derecho al voto de los neoyorquinos que merecen ese derecho», puntualizó.

«Un tribunal en Staten Island decidió que casi un millón de neoyorquinos que viven y trabajan aquí legalmente no deberían tener voz en cómo el gobierno local los afecta a ellos o a sus familias», declaró la concejal Sandra Ung.

«Estos son nuestros vecinos que apoyan a nuestra ciudad a través de sus impuestos. Al revocar la Ley Local 11, un juez dictaminó que no tienen voz en cómo se educa a sus hijos o se mantienen los parques en sus vecindarios. Estoy totalmente a favor de una apelación de esta decisión y confío en que cuando se escuche el caso, se mantendrá la legalidad de la votación municipal».

 

 

Más de Alrededor de Nueva York