Protestan en Long Island por los niños que siguen siendo separados en la frontera

Protestan en Long Island por los niños que siguen siendo separados en la frontera
La maestra de escuela Sussy Cáceres pide un alto al abuso de menores separados de sus padres en la frontera. (Foto: Noticia)

 

Sussy Cáceres, maestra bilingüe en una escuela elemental en el condado de Nassau, en Long Island, llegó a una protesta liderada por la organización Familias Unidas, No Divididas el sábado 29 de junio en Huntington, para reclamar por las secuelas negativas que ha visto en uno de sus alumnos quien fue separado de su mamá en la frontera sur de Estados Unidos.

“Uno de mis estudiantes, a sus 8 años de edad, viajó con su mamá y su tía por la frontera y al llegar a Estados Unidos fue separado y enviado a un centro de detención”, dijo Cáceres.

“Después de un tiempo fue enviado a Nueva York con un tío y estuvo separado de su mamá por 5 meses. “Cuando llegó a la escuela hace 6 meses era un niño que no hablaba con nadie, se notaban las consecuencias de haber sido detenido y separado de su mamá”, insistió.

 

 

Para la maestra Cáceres, aunque la escuela brinda varios servicios para integrar a estos niños al sistema escolar y a su comunidad, es muy difícil para los menores superar el trauma de la separación de sus padres.

“El solo hecho de haber cruzado la frontera con sus padres es un impacto para ellos, después ser separados y estar solos por meses en un lugar que no conocen es una tortura muy grande para un niño”, remarcó.

Para la maestra hispana es triste ver que los niños tengan que vivir con miedo a las agencias de Inmigración. Porque además de ser separados en la frontera, algunos se encuentran con la deportación de sus padres.

“Así le sucedió a otro de nuestros estudiantes el año pasado, sus padres fueron deportados y él quedó solo, sin familia, al final tuvo que devolverse a su país natal”, relató.

 

Protestan en Long Island por los niños que siguen siendo separados en la frontera
Protesta en las calles de Huntington Station, NY, exigiendo los derechos de los niños inmigrantes.

 

Piden valer derechos humanos

 

Ese impacto sicológico para miles de niños que fueron hace más de un año separados en la frontera entre Estados Unidos y México, llevó a la entidad Familias Unidas, No Dividivas a llevar a cabo en 2018 una serie de protestas a nivel nacional, incluido el área de Nueva York, y ahora, un año después, reviven la misma protesta por todos los niños que aún son separados de su padres.

Al igual que la maestra Cáceres, varias personas y activistas se hicieron presentes en Huntington para gritar: “Dilo claro, dilo fuerte: la inmigración es bienvenida aquí” en demanda por auqellos menores separados de sus progenitores y en apoyo a la comunidad inmigrante local.

La reciente protesta respaldada por Immigrant Justice Now Long Island, Together We Will Long Island, Long Island Inclusive Communities Against Hate y Latinos Unidos de Long Island, dentro de varias organizaciones que se unieron, mostró el desacuerdo de muchas personas con las políticas migratorias de la Administración Trump.

 

Protestan en Long Island por los niños que siguen siendo separados en la frontera
Protestan en Long Island por los niños que siguen siendo separados en la frontera.

 

“Venimos a protestar por estas leyes de Trump, que lo único que hace es torturar a los inmigrantes que llegan a la frontera a pedir un asilo”, destacó Pilar Moya, fundadora de Latinos Unidos de Long Island.

“Tenemos que unir nuestras voces para incrementar la atención y exigir los derechos humanos ahora mismo. Miles de niños vivieron sin sus padres por más de un año en centros de detención donde no recibieron servicios adecuados”, afirmó la Dra. Eve Krief, directora de Long Island Inclusive Communities Against Hate, entidad que organizó el evento.

 

 

La separación forzosa continúa

 

Cabe recordar que el 26 de junio del 2018, un juez federal ordenó al gobierno de Donald Trump que reunificara a las 2,564 familias inmigrantes separadas forzosamente en la frontera sur, muchos pensaron que esta política había sido frenada en su totalidad pero abogados y activistas están denunciando que las separaciones continúan.

Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) asegura que de acuerdo con la ley, el DHS debe proteger los intereses de los menores que crucen la frontera y en ocasiones esto significa separar a los niños del adulto con el que viajan si ellos no pueden asegurar cuál es la relación familiar.

“Le queremos pedir al gobierno que dejen de maltratar a los niños, que terminen y cierren estos centros de detención privados para niños donde se les trata como animales”, puntualizó Pilar Moya, una de las organizadoras y parte de un grupo protestante que pide un trato humano para los inmigrantes en Estados Unidos.

 

Protestan en Long Island por los niños que siguen siendo separados en la frontera
Protestan en Long Island por los niños que siguen siendo separados en la frontera.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>