Primer año de COVID-19: Permiten visitas al interior de residencias de ancianos

Primer año de COVID-19: Permiten visitas al interior de residencias de ancianos
Primer año de COVID-19: Permiten visitas al interior de residencias de ancianos. (Foto: EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo)

El Gobierno de Estados Unidos relajó sus recomendaciones para realizar visitas a residencias de la tercera edad, restringidas desde el estallido hace un año de la pandemia del COVID-19.

Las nuevas recomendaciones, hechas públicas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), indican que, gracias a los niveles de vacunación en las residencias, ya pueden reanudarse en la mayoría de los casos las visitas en sus espacios interiores.

En Estados Unidos, cerca de 175.000 de las 530.000 muertes (una de cada tres) registradas por el coronavirus han ocurrido en este tipo de instalaciones.

Los CDC aconsejan a las residencias permitir las visitas «en todo momento y para todos los residentes», aunque citan algunas excepciones y también dicen que es preferible que las visitas, en los casos posibles, sean en exteriores.

Lo que las autoridades desaconsejan son visitas a residentes que no estén totalmente vacunados y que vivan en residencias con menos del 70 % de residentes inmunizados.

También se desaconsejan visitas a residencias en zonas con más del 10 % de positividad por la alta incidencia del virus.

Tampoco se recomiendan en EE.UU. las visitas a enfermos por COVID-19 o a personas en cuarentena.

 

 

Estos consejos, que no son de obligado cumplimiento, llegan dos días después de que los CDC también publicasen sus esperadas recomendaciones para los vacunados contra el peligroso virus.

Según esos protocolos, las personas vacunadas pueden estar con otros inmunizados en sitios cerrados y sin mascarilla, pero en grupos pequeños, y se les aconseja precaución.

Estados Unidos está inmerso en una masiva campaña de vacunación contra la enfermedad, tras la autorización de los sueros de Pfizer, Moderna y Johnson&Johnson: los dos primeros requieren de dos dosis y el tercero solo de una.

Unos 62,5 millones de personas (un 19 % de la población) han recibido ya en este país al menos una dosis, de las cuales 32,9 millones (9,9 %) están ya completamente inoculadas.

Unas 3,7 millones de estas dosis se han destinado a hogares de la tercera edad, ya sea a para residentes o personal, lo que representa una mayoría de sus usuarios.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York