Presuntos miembros de pandillas callejeras acusados de asesinato y otras actividades violentas

Foto vía Shutterstock
El supuesto líder de una pandilla callejera con sede en Jamaica, Queens, enfrenta múltiples cargos en relación con el asesinato de un adolescente y otras actividades relacionadas con pandillas, anunció la fiscalía el miércoles.

Junior Zelaya-Canales, de 23 años, de Jamaica, fue acusado de asesinato y ayudar al crimen organizado, conspiración para asesinar a miembros de pandillas rivales e intento de asesinato de miembros de pandillas rivales.

La denuncia también acusa a Eric Chávez, de 20 años, de Flushing, y a Jonathan Zelaya-Díaz, de 25 años, de Hempstead. Chávez fue arrestado el 10 de diciembre y acusado de intento de asesinato y asalto para ayudar al crimen organizado. Zelaya-Díaz, quien enfrenta cargos de conspiración para cometer asesinato e intento de asesinato para ayudar al crimen organizado, sigue en libertad.

Se alega que los tres hombres están involucrados en la pandilla de la calle 18 (18th Street gang), una violenta pandilla callejera con miembros y asociados en Jamaica, Queens, y en varios lugares de los Estados Unidos. En septiembre de 2016, Zelaya-Canales supuestamente ordenó a dos pandilleros de nivel inferior que mataran a Josue Guzmán, de 15 años, para demostrar su lealtad a la pandilla de la calle 18 porque se creía que Guzmán ofendió a los miembros de la pandilla.

«Desafía la comprensión de que estos pandilleros supuestamente están asesinando e intentando asesinar a seres humanos por respeto a su pandilla o en represalia por algún desaire percibido», declaró el asistente de la Dirección a Cargo del FBI William F. Sweeney. “Josue Guzmán tenía solo 15 años cuando le dispararon y lo mataron porque alguien lo consideraba irrespetuoso. Es posible que nunca podamos cambiar la insensatez de un adolescente asesinado sin motivo, pero sin duda, podemos asegurarnos de que cualquiera que cometa un acto tan grotesco sufra las consecuencias».

Luego, el 9 de julio de 2017, Zelaya-Canales y Zelaya-Díaz, así como otro miembro de una pandilla, presuntamente dirigieron el tiroteo de miembros de pandillas rivales por una disputa territorial en Woodhaven.
El 9 de agosto de 2017, los oficiales que investigan el caso Woodhaven ejecutaron una orden de allanamiento en el apartamento de Zelaya-Canales y supuestamente recuperaron una pistola Ruger de 9 milímetros con un número de serie desfigurado. Los informes balísticos supuestamente encontraron que la pistola Ruger era el arma que disparaba las carcasas de 9 milímetros encontradas en la escena del tiroteo en Woodhaven.

Finalmente, el 20 de septiembre de 2017, Chávez supuestamente le disparó a un hombre, identificado como «John Doe», en Jamaica con el propósito de mantener y aumentar su propia posición en la pandilla de la calle 18, creyendo incorrectamente que «Doe» era miembro de la pandilla rival MS-13.

“Los arrestos anunciados hoy son un paso significativo en el desmantelamiento de una violenta pandilla callejera en nuestro distrito», declaró el Fiscal de los Estados Unidos Richard P. Donoghue. «Esta oficina, con la asistencia de socios policiales locales y federales, no cederá hasta que las pandillas callejeras violentas que ponen en peligro a las comunidades hayan sido erradicadas».

Más de Alrededor de Nueva York

>