Presidente de Queens College: ‘Yo quiero abrir puertas para otros. Quiero que la gente sepa que eso viene de un lado muy personal, que empieza con mis padres y que sigue con mis hijos’

Félix V. Matos Rodríguez como presidente del Queens College está comprometido a lograr mejores oportunidades para todos los estudiantes de la Universidad. (Foto: Queens College)

En nuestra serie especial de reportajes celebrando el “Mes de la Herencia Hispana” no solo queremos honrar a quienes con su esfuerzo ponen en alto sus raíces hispanas, sino conocer su lado más íntimo y personal. Las experiencias de vida que los han motivado a sobresalir.

Por su distinguida carrera tanto en lo académico como el sector público, en esta ocasión tuvimos la oportunidad de conversar con el presidente del Queens College, Félix V. Matos Rodríguez.

El 28 de agosto de 2014, Matos asumió el cargo como el décimo presidente del Queens College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), una de las universidades más diversas no solo de Queens sino también de Nueva York. El presidente Matos es un erudito, maestro, administrador y ex secretario del gabinete del Departamento de Servicios para Familias del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Aquí la entrevista exclusiva…

Platíquenos un poquito de cómo fue su niñez en Puerto Rico.

Crecí en un vecindario de clase media, tanto mi papá y mi mamá venían de orígenes prácticamente humildes y la Universidad de Puerto Rico les abrió las puertas para la movilidad intelectual y económica. Mi padre quiso ser ingeniero y mi madre estudio para ser maestra de español y yo nací, que soy el mayor de los tres (hermanos). Eso cambio un poco los planes de su carrera (ríe) y se quedó como ama de casa.

De niño, ¿qué soñaba ser cuando fuera grande?

Yo probablemente pase por todas las fases que pasan mucho de los varones –ser estrella de béisbol, era muy fanático de todos, de Roberto Clemente, el gran ídolo puertorriqueño, y cuantas veces soñaba uno con ser el bateador que viene a batear en el juego de serie mundial. No muy seguro de lo que quería hacer hasta que llegue la universidad.

Como hispano, ¿cómo fue su experiencia universitaria?

Yo tuve una experiencia personal e intelectual en la Universidad de Yale muy bonita. Duro académicamente, duro también en el inglés que era mi segundo idioma. Y claro siempre hay los prejuicios que se tienen y la ignorancia que se tiene sobre los puertorriqueños y otros grupos latinos. Fue una experiencia nueva para mí y de mucho enriquecimiento, estando fuera de Puerto Rico, pero a la vez, profundizando más en mi lado puertorriqueño.

¿Cómo se dio su llegada a Queens College como presidente?

En Queens, es el colegio o sistema de CUNY que probablemente mejor ejemplificaba la educación de las Artes Liberales, que fue la educación que yo tuve, y la oportunidad de presidir y ser colega con toda esta facultad que se acerca a esa enseñanza, fue una oportunidad muy especial para mí. Este es mi quinto año y verdaderamente estoy muy orgulloso del trabajo que hemos hecho y he crecido muchísimo.

¿De qué logros profesionales se siente más orgulloso?

Yo te diría que en las oportunidades que he tenido de liderazgo, yo estoy muy orgulloso de poder crear equipos de trabajo que trabajan al más alto nivel gerencial pero también seres humanos muy compasivos y muy llevaderos. No soy la persona que aporta, quizás, la mayor cantidad de ideas novedosas, algo si aporto, pero yo disfruto tanto de poder escuchar, de aprender de las personas que llevan tiempo en la institución, y en base a sugerencias de ellos, que cosas podemos hacer para mejorar. Entonces los logros, que sean logros de equipo.

¿Qué cosas siente que pudo haber hecho mejor?

Parte de mi trabajo es buscar la mayor parte de recursos para apoyar a nuestros estudiantes, a nuestra facultad y a nuestra comunidad, entonces me hubiera gustado el haber comenzado ese proceso de pensar cuales son otras fuentes de recursos más temprano, porque estaría ya más cerca de implementarlo y poder llevar esos recursos a mis estudiantes.

¿Qué es lo que más le gustaría que supieran de usted la gente que no lo conoce?

Yo quiero abrir puerta para otros, y Queens College es el mejor ejemplo de eso. Quiero que la gente sepa que eso viene de un lado muy personal, que empieza con mis padres y que sigue con mis hijos.

¿Cómo han influenciado sus raíces hispanas en la manera en que maneja su vida profesional?

Estoy muy consciente que aunque quiera o no, yo soy un modelo para otros estudiantes, especialmente los estudiantes hispanos. Así que trato siempre de comportarme, no soy perfecto, pero de una manera que la gente pueda sentirse orgullosa de lo que uno hace, aunque no siempre estén de acuerdo con uno.

Si solo pudiera dar un consejo a los jóvenes hispanos, ¿cuál sería?

Que no subestimen a las personas que están alrededor de ellos, porque muchas de esas conversaciones, trabajando en proyectos, estudiando juntos para los exámenes, conversando en la cafetería a la hora de almorzar sobre las cosas que están pasando en la clase, a veces son las conversaciones más enriquecedoras e importante que uno va a tener. Muchos de esos colegas terminan siendo fuentes de apoyo y pueden ser fuentes de referencia en un futuro para un empleo, para una colaboración. Siempre digo, cuando vayan a la universidad, aprovéchenlo.

¿Quién es la persona que más admira? ¿Por qué?

Yo fui a un colegio jesuita en Puerto Ruco y tuve la oportunidad de conocer a un jesuita, que aunque no era profesor del colegio, era profesor de la universidad, que falleció hace dos años, Fernando Picó, probablemente el historiador más prolífico y más influyente en la historiografía puertorriqueña moderna y fue una influencia muy grande. Creo que de parte de él es que tuve la experiencia de ver que quería ser historiador. Dije, si yo puedo imitar eso, va a ser una vida llena de satisfacción.

¿Cuál es su visión de la comunidad hispana para el futuro? ¿Cómo está poniendo su granito de arena?

Hay una asignación que se llama Hispanic Serving Institution (HSI), que viene normalmente para las universidades que tienen 25 por ciento o más de sus estudiantes que son latinos. Cuando yo llegué a Queens hace más de 4 años y pico, más del 25% de la matricula era latino, pero nadie se había molestado en obtener la a asignación que te la da el Departamento de Educación Federal. ¿Porque la designación es importante? Primero, porque puedes solicitar para más programas de fondos que están designados solamente para las universidades que son HSI. Ganamos un grant (beca) de casi 5 millones de dólares que están destinados a mejorar el área de STEM para los estudiantes latinos.

¿Cuál es su siguiente meta?

Yo estoy muy contento con el trabajo aquí en Queens. Mi meta a mediano y corto plazo es lograr esos pasos y no pienso mucho en lo que venga después. El futuro nadie lo puede predecir, así que lo mejor que puedo hacer es garantizar que haga el mejor trabajo posible aquí en Queens.

 

Notas relacionadas: Dafny J. Irizarry y su legado educativo con los jóvenes hispanos de Long Island

 

Más de Alrededor de Nueva York

>