Presidente de Goya Foods, Robert Unanue, recibe premio humanitario

Chad Lopez, Robert Unanue, y Margo y John Catsimatidis posan para una foto después de la ceremonia de entrega de premios humanitarios de Robert Unanue. (Foto por Gabriele Holterman)

Por: Gabriele Holtermann

En honor al Mes de la Herencia Hispana, John y Margo Catsimatidis y 77 WABC Radio presentaron al presidente y director ejecutivo de Goya Foods, Robert Unanue, con el Premio Humanitario inaugural que reconoce el trabajo benéfico de Goya Foods el 6 de octubre en Manhattan.

Funcionarios electos, representantes de la Policía de Nueva York y miembros de la comunidad se reunieron en la plaza afuera de la oficina de 77 WABC Radio en 800 Third Avenue en Midtown, para honrar los logros del dueño de la compañía hispana más grande de en los Estados Unidos, la cual hace un diferencia no solo en la ciudad de Nueva York, sino también alrededor de todo Estados Unidos y el mundo entero.

John Cattsimatidis, presidente y CEO de los supermercados Gristedes y D’Agostino’s, señaló que 70 a 80% de sus empleados son hispanos, quienes mantuvieron sus tiendas trabajando durante el peor momento de la pandemia de COVID-19, sirviendo a la comunidad “24/7”.

John Catsimatidis, propietario y presidente de Gristedes Foods, entrega el premio humanitario a Robert Unanue, presidente de Goya Foods. (Foto de Gabriele Holtermann)

Catsimatidis estaba orgulloso de presentar el premio a Goya por su contribución a los Estados Unidos.

“Hiciste contribuciones tremendas a Estados Unidos. Y durante el último huracán, hizo enormes contribuciones a Luisiana, Nueva Orleans,” señaló Catsimatidis sobre Goya, antes de presentar al fiscal general del estado de Luisiana, Jeff Laundry, quien asistió al evento a través de una videollamada.

Laundry señaló que Luisiana no era ajena a los desastres y la devastación y dijo que Luisiana podrá reconstruirse gracias a la generosidad de empresas como Goya.

«Queremos asegurarnos de que la gente cuente con las necesidades básicas que los coloquen en una posición en la que puedan reconstruir», dijo el republicano. “Y, por supuesto, parte de eso es conseguirles algo de comer. El agua, el hielo, la comida son una necesidad».

Agradeció a Robert Unanue por las 40.000 libras de comida que Goya donó al estado Pelicano.

“Usted ha marcado una diferencia absoluta para los ciudadanos de Luisiana en su hora más oscura. Por eso, en nombre de Luisiana, definitivamente queremos agradecerles nuevamente”, expreso Laundry.

Sin más preámbulos, Catsimatidis nombró a Unanue como Gran Mariscal del evento y le otorgó el Premio Humanitario por “ayudar a los seres humanos necesitados”.

Unanue admitió que estaba increíblemente abrumado por el honor que se le otorgó y dijo que Goya tiene la oportunidad de marcar la diferencia.

Foto de Gabriele Holtermann

Invocando a Dios, dijo que el país necesitaba trabajar juntos, acercarse a Dios y marcar la diferencia.

«Estamos bendecidos y honrados de poder compartir nuestra fortuna», dijo Unanue, quien no es ajeno a la controversia por su apoyo al expresidente Donald Trump, y su afirmación de que los demócratas utilizaron la crisis del COVID-19 para robar las elecciones presidenciales de 2020.

“Seguimos trabajando durante la pandemia, tuvimos la suerte de tener comida y regalamos más de cuatro millones de libras el año pasado. Seguimos haciéndolo porque podemos y estamos bendecidos».

La compañía, que está celebrando su 85 aniversario, siempre ha brindado ayuda humanitaria cuando ocurren desastres, enviando millones de libras de alimentos a Puerto Rico después de que la isla fue devastada por el huracán María, e igualmente durante los violentos disturbios en Venezuela, por nombrar algunos. Desde el inicio de la pandemia, Goya ha donado más de 4.5 millones de libras de alimentos y distribuido 40,000 libras de alimentos que no caducan a las víctimas después de que el huracán Ida azotara la costa del Golfo en septiembre.

Recientemente, la compañía lanzó una iniciativa global llamada «Goya Cares», que se dedica a erradicar la trata de niños a nivel nacional e internacional.

“Es un negocio de $150 mil millones que tiene 40 millones de personas en todo el mundo, 70% mujeres y 25% niños”, explicó Unanue. “Es un abuso de nuestros hijos, y debemos crear conciencia sobre esta increíble situación. Respetar la vida de estos niños. A veces somos una sociedad desechable, pero las vidas de los niños no son desechables».

 

Notas relacionadas: Celebran Mes Nacional de la Herencia Hispana con una misa especial en español

Más de Alrededor de Nueva York