¿Por qué escoger una educación católica?

Por el Rev. Mons. Jamie J. Gigantiello

Las Escuelas y Academias Católicas de la Diócesis de Brooklyn se esfuerzan por ofrecer una educación católica de calidad en todos los grados de la enseñanza preescolar hasta la escuela secundaria. Pero, ¿qué hace que una educación católica valga la pena?

La respuesta: una cruz en cada salón de clases.

La educación católica se basa en los fundamentos de la lectura, la escritura y la aritmética, con una concentración añadida en el ser humano. En las escuelas primarias y secundarias de Brooklyn y Queens, a los estudiantes se les enseña a trabajar y vivir en una comunidad, a reforzar el valor del respeto para todos y a amar a su prójimo como a sí mismo.

Una educación católica es claramente diferente de otras formas de educación debido a la fuerza motora que obliga a los maestros a enseñar en nuestras escuelas, a nuestras iglesias a apoyar a nuestras escuelas, y a nuestras hermanas, sacerdotes y obispos a creer en nuestras escuelas, así como el llamado de Jesús Cristo para enseñar a todos.

Para entender por qué el 98% de nuestros graduados continúan a la universidad, frente al 45% de los estudiantes de las escuelas públicas de Nueva York, o por qué el 99,65 % de nuestros estudiantes de secundaria se gradúa en cuatro años frente al 55,4 % del resto de los estudiantes de las escuelas públicas de Nueva York, sólo hay que entender nuestra motivación, Jesucristo. Esta comprensión motiva a nuestros maestros a asegurarse de que ningún niño se retrase y que cada niño que quiera una educación católica le sea concedida.

Nuestros profesores están mal pagados y con exceso de trabajo, pero dedicados a cada niño que entra por la puerta; no porque sea su deber o profesión, sino por su vocación de maestros de escuelas católicas.

La cruz en cada salón de clase recuerda a los profesores y estudiantes de la relación y responsabilidad que todos compartimos como hermanos y hermanas. Además, motiva a nuestros maestros a hacer un esfuerzo adicional para decirles a los estudiantes que vale la pena el sacrificio.

Descubre el sistema escolar que se basa en fundamentos, capacidad y tiene un historial probado de éxito. Visite la escuela católica o academia cercana y ve la diferencia en nuestros estudiantes, -o brinde el don de una educación católica a quien no puede permitirse el lujo de hacerlo por su cuenta, visitando www.futuresineducation.org hoy.

 

Más de Alrededor de Nueva York

>