Políticos de Queens continúan protestas contra sede corporativa de Amazon

El concejal de la ciudad Jimmy Van Bramer y el senador estatal Michael Gianaris hablaron durante una manifestación el 14 de noviembre contra el proyecto de la segunda sede de Amazon en Long Island City. (Foto de Walter Karling)

Los dos oponentes más grandes de Queens al acuerdo de Amazon con el estado y la ciudad para establecer parte de su segunda sede corporativa en Long Island City, se han negado a unirse a un panel especial centrado en el proyecto.

El senador estatal Michael Gianaris y el concejal de la ciudad Jimmy Van Bramer, quienes representan al vecindario, rechazaron la invitación del estado a unirse a un comité asesor comunitario que jugará un papel en la planificación del campus HQ2 de Amazon, pero sin derecho a veto.

«Este Consejo Asesor Comunitario es un intento velado de presentar el desarrollo de Amazon como un hecho consumado e inclinar la discusión hacia cómo acomodar su entrada a la comunidad», dijeron en un comunicado. “Como lo hemos reiterado, nos oponemos al acuerdo para traer a Amazon a la ciudad de Long Island y continuamos luchando contra ello. No participaremos en el Consejo Asesor Comunitario, cuyo propósito es otorgar validación local a un proyecto que estamos trabajando por detenerlo».

Amazon se ha comprometido a crear 25,000 empleos de tiempo completo con un salario promedio anual de $ 150,000 en los próximos diez años, mientras invierte $ 2,5 mil millones en la construcción de 4 millones de pies cuadrados de espacio de oficinas en sociedad con TF Cornerstone y Plaxall con la posibilidad de ampliar el espacio a 8 millones de pies cuadrados y 40,000 empleos. Amazon recibirá beneficios de hasta $ 1.7 mil millones del estado de Nueva York y $ 1.3 mil millones de la ciudad de Nueva York.

Gianaris y Van Bramer denunciaron el acuerdo y expresaron su indignación por el hecho de que la compañía de comercio electrónico valorada en un billón de dólares, recibá miles de millones en subsidios, durante un mitin del 14 de noviembre en la ciudad de Long Island el día después del anuncio. Declararon su oposición al acuerdo antes de que fuera anunciado.

«Nuestros trenes subterráneos se están desmoronando, nuestros niños carecen de cupos escolares y muchos vecinos carecen de atención médica adecuada», dijeron en una declaración conjunta el 13 de noviembre. «Es insondable que firmemos un cheque de $3 mil millones a Amazon con estos retos”.

El 19 de noviembre, Gianaris anunció que introduciría una legislación para evitar que las agencias estatales y el gobierno firmen acuerdos confidenciales ante la insistencia de corporaciones privadas que prometen desarrollo económico.

Van Bramer y Gianaris también estaban indignados de que la administración de Cuomo evadiría el proceso de revisión comunitario y del Consejo de la Ciudad al crear un plan de proyecto general como lo hizo en Atlantic Yards y el World Trade Center.

«Este acuerdo será malo para el oeste de Queens», dijeron Gianaris y Van Bramer a través de una petición en línea de nombre Move.org. “Amazon tiene una larga historia de ser antisindical, pagando menos a sus trabajadores y aprovechándose de las pequeñas empresas locales. No podemos permitir que los residentes de Long Island City y los vecindarios circundantes de Woodside, Astoria y Sunnyside sean expulsados por el aumento de los alquileres y el tránsito congestionado. La comunidad no debe ser excluida de este proceso”.

Más de 350 personas habían firmado la petición el miércoles por la mañana.

 

NOTAS RELACIONADAS: Legisladores de Queens piden boicotear a Amazon 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>