Políticos chocan contra activistas por Tarifas de Congestión

El asambleísta David Weprin y la asambleísta Rodneyse Bichotte apenas pudieron hablar por encima del griterío de protestantes que irrumpieron en su conferencia de prensa del domingo.

Las chispas volaron cuando defensores de las Tarifas de Congestión, principalmente miembros del Sindicato de Trabajadores del Transporte (TWU, por sus siglas en inglés), corearon protestas para ahogar las palabras de dos legisladores de Queens que presidían un evento en contra de las Tarifas de Congestión en el centro de Manhattan, el pasado domingo.

Lo que comenzó como una conferencia de prensa en Tramway Plaza de los líderes cívicos del este de Queens para expresar su oposición al peaje propuesto para los automóviles que ingresan al bajo Manhattan, casi termina en pelea entre los participantes.

«Eres un fracaso, Weprin», le gritaban al asambleísta David Weprin los partidarios de las Tarifas de Congestión. Otros clamaban «traidor de tránsito» y «vota contra ellos».

«Lo que deberíamos estar gritando es ‘Arreglen el MTA'», dijo Weprin entre protestas. «Esta propuesta — esta propuesta que el gobernador propuso y presentó no tiene detalles, no hay montos, no hay restricciones sobre cuánto subirá el impuesto, dónde estará la zona».

Otros legisladores del este de Queens también apoyaron el argumento de Weprin, diciendo que no planean votar sobre la propuesta de Tarifas de Congestión del Gobernador Andrew Cuomo por la falta de detalles, como los precios.

Según el plan, cualquier automóvil que ingrese a Manhattan por debajo de la calle 60 pagaría un peaje, incluidos los vehículos que ingresan en puentes tradicionalmente gratuitos del East River, como el Puente de Queensboro. Una propuesta presentada en enero de 2018, requería un peaje a automóviles de $11 y hasta $25 para camiones que ingresen al distrito central de negocios de Manhattan.

Se proyecta que las Tarifas de Congestión, que fueron rechazados por la legislatura bajo la administración de Bloomberg, produzcan hasta $15 mil millones para el próximo plan de capital de cinco años de la MTA. Los partidarios dicen que esto ayudaría a proporcionar un flujo de fondos necesario para mejorar el transporte público, al tiempo que reduciría la cantidad de automóviles que entran a Manhattan.

Grodenchik, quien dijo que solo está defendiendo a la mayoría de sus electores que carecen de opciones ferroviarias, afirmó que contó con el apoyo del TWU cuando se postuló para el cargo; por lo que le sorprendió el ser confrontado de esa manera por el sindicato.

«Esta es la primera comunicación que he tenido del TWU en 3 1/2 años sobre las Tarifas de Congestión. No me han dicho ni una palabra desde entonces. Tienen todos mis números de teléfono. Los estimo. He sido un defensor del transporte público y no tienen un mejor amigo en el Consejo de la Ciudad de Nueva York», dijo Grodenchik. «Esto es nuevo para mí. No sé qué decir. Estoy sin palabras.»

Miembros del sindicato de trabajadores del transporte gritando a los políticos. (Mark Hallum / QNS)

El pleito entre los miembros del sindicato y los representantes de Queens, incluido Steve Behar, abogado de Grodenchik, se acaloró cuando un hombre le dijo enojado a dos personas que le quitaran las pancartas de la cara. Se intercambiaron profanidades entre los manifestantes y protestantes.

Según una persona cercana a la situación, las cosas se tornaron especialmente acaloradas después de que uno de los protestantes tocó ruidosamente un cencerro en el oído de Behar, y supuestamente empujó a un miembro del personal de Grodenchik que intentó proteger al legislador cuando fue entrevistado por un reportero.

El vicepresidente de TWU Local 100, Lynwood Whichard, argumentó que las Tarifas de Congestión, de hecho, ayudarían a arreglar la MTA. Dijo que obligaría a algunos conductores a no manejar, lo que aumentaría el número de usuarios del MTA, que ha experimentado un fuerte descenso en los últimos años.

«Creemos que es probablemente la única forma en que podemos lograr que el plan de acción del metro avance de manera progresiva. «Pensamos que muchos de estos muchachos han fallado en su posición y apoyamos a nuestro presidente en este esfuerzo», dijo Whichard, con una voz quebrada después de al menos media hora de gritos. «Hay muchas entidades dentro del paraguas de MTA… Y la financiación ayudará a nuestras necesidades ambientales y operativas».

Kevin Forrestall del Congreso Cívico de Queens, sin embargo, cree que pasar las Tarifas de Congestión será contraproducente, ya que es probable que más personas se abstengan de conducir por completo a Manhattan y priven a la ciudad de negocios.

Weprin y Grodenchik han liderado la oposición a las Tarifas de Congestión desde que se propuso hace más de un año, alegando en el pasado que virtualmente cortaría a Queens de Manhattan. Weprin dijo que el peaje supondría un recargo extra para los residentes de los distritos exteriores que acuden a las citas médicas, visitan a familiares en los hospitales de Manhattan o simplemente van a ver un espectáculo de Broadway.

Los dos legisladores de Queens, junto con la asambleísta Rodneyse Bichotte de Brooklyn, fueron acosados de regreso a sus autos por partidarios de las Tarifas de Congestión, es decir Wichard, donde se creía que se habían estacionado ilegalmente.

 

Noticias relacionadas: Cuomo da ultimátum: Aceptar Tarifas de Congestión o enfrentar incrementos en el transporte 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>