Pentágono: Todavía hay amenazas activas contra aeropuerto de Kabul, Afganistán

Pentágono: Todavía hay amenazas activas contra aeropuerto de Kabul
Numerosos afganos muestran credenciales en los exteriores del aeropuerto Hamid Karzai, de Kabul, mientras intentan contactar con las fuerzas internacionales para huir del país controlado por los talibanes. (Foto: EFE/AKHTER GULFAM)

El Pentágono de Estados Unidos advirtió que todavía hay «una serie de amenazas activas» contra el aeropuerto de Kabul, en Afganistán, donde al menos 12 soldados estadounidenses murieron este jueves y 15 resultaron heridos en un doble atentado y un ataque armado, que atribuyó al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El jefe del Comando Central de EE.UU. (CENTCOM), general Kenneth McKenzie, dijo en una rueda de prensa en la sede del Departamento de Defensa, en la que intervino telemáticamente, que esas amenazas son desde un posible ataque con cohetes a un atentado con coche bomba.

El general afirmó que los talibanes han frustrado «algunos ataques» contra el aeropuerto.

Asimismo, el Pentágono descartó el envío de tropas adicionales a Afganistán tras el doble atentado terrorista a las afueras del aeropuerto de Kabul, informó el general McKenzie. «Tenemos lo que necesitamos para protegernos», aseguró.

 

 

E.I. es responsable

 

Estados Unidos sospecha que el grupo terrorista Estado Islámico (EI) es el responsable del doble atentado afuera del aeropuerto de Kabul, dijeron funcionarios estadounidenses a las cadenas de televisión CNN y NBC.

El Gobierno de EE.UU. aún no ha confirmado esa información oficialmente y, por el momento, ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad de las dos explosiones afuera del aeropuerto.

Medios afganos y la ONG italiana Emergency, que tiene un hospital en Kabul, han informado que hay al menos 15 muertos y 60 heridos. El Pentágono ha confirmado que hay soldados estadounidenses fallecidos, además de heridos.

Según CNN, que cita a funcionarios de EE.UU., todo apunta a que el EI está detrás del ataque, pero el Ejecutivo aún trabaja para corroborarlo.

Otra fuente dijo a CNN que la confirmación oficial podría llevar horas. Por el momento se cree que uno de los estallidos podría tratarse de un ataque suicida de un individuo que detonó un chaleco con explosivos.

Como suele ocurrir en estos casos, la Casa Blanca mantiene una línea abierta de comunicación con los responsables en el Congreso de Exteriores e Inteligencia.

Entre ellos, figura el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, el demócrata Adam Schiff, quien en un comunicado dijo: «Aunque es demasiado pronto para extraer conclusiones sobre aquellos que son responsables, el EI tenía una clara motivación para interrumpir nuestros esfuerzos para evacuar a docenas de miles de personas».

 

 

Ambiente hostil

 

Cuando se produjeron las explosiones, miles de ciudadanos afganos se encontraban aglomerados fuera del aeropuerto intentando salir del país en los vuelos de evacuación internacionales.

La filial del EI supuestamente responsable es conocida como Estado Islámico de Jorasán (como los yihadistas se refieren a Afganistán), fue creada en 2015 y es enemiga acérrima tanto de EE.UU. como de los talibanes.

Ya el domingo pasado, el secretario de Estado, Antony Blinken, advirtió de los crecientes riesgos de seguridad a medida que pasan los días en Afganistán.

El jefe de la diplomacia remarcó que el operativo de evacuación tiene lugar «en un ambiente hostil en una ciudad y un país ahora controlado por los talibanes» y con «la muy real posibilidad de un ataque del Estado Islámico» .

El Gobierno no ha precisado si estos ataques alterarán sus planes de evacuación y retirada de tropas.

Hasta el miércoles, EE.UU. había asegurado que iba a seguir con las evacuaciones hasta la fecha límite marcada el presidente Joe Biden, el 31 de agosto, y que priorizaría la salida de las tropas en el último par de días.

De acuerdo a los datos proporcionados por el Pentágono esta semana, en Afganistán quedan unos 5.400 soldados de EE.UU., cuya misión principal es la protección del aeropuerto de Kabul.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York