Pandillero de MS-13 pasará más de 27 años de prisión por asesinato en Brentwood

Pandillero MS-13 sentenciado a más de 27 años de prisión por asesinato en Brentwood
Foto: LongIslandPress.com. La sentencia para el peligroso miembro de la Mara Salvatrucha fue informada por el comisionado del Departamento de Policía del condado de Suffolk.

Nelson Argueta-Quintanilla, alias “Mendigo”, miembro de la violenta organización criminal transnacional La Mara Salvatrucha (MS-13), fue sentenciado por el Tribunal Federal de Distrito de Estados Unidos, ubicado en Central Islip, a cumplir una pena de más de 27 años de prisión por el asesinato de un adolescente y un posterior tiroteo en Long Island.

El juez federal Gary R. Brown dio la sentencia para Argueta-Quintanilla quien pasará 327 meses en la cárcel por su papel en el asesinato de Oscar Acosta, cuyo cuerpo fue encontrado en los terrenos de un hospital psiquiátrico abandonado en el pueblo de Brentwood, y por un intento posterior de disparar y matar a pandilleros rivales en Lukens Avenue, también en Brentwood.

El acusado, un miembro autoadmitido de la camarilla Sailors Locos Salvatruchas Westside (Sailors), se declaró culpable de extorsión en septiembre de 2021, y admitió su participación en la muerte de Acosta, el mencionado tiroteo, así como el tráfico de narcóticos en nombre de la MS-13.

Breon Peace, Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York, Michael J. Driscoll, Subdirector a Cargo de la Oficina Federal de Investigaciones, Oficina de Campo de Nueva York (FBI), y Rodney K. Harrison, Comisionado, Policía del condado de Suffolk (SCPD), dieron a conocer la sentencia.

«Demostrando el desprecio total del acusado por la vida humana, la sentencia es un castigo apropiado por un asesinato brutal seguido de otro tiroteo imprudente», declaró el fiscal Peace. «Esta Oficina y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley siguen comprometidos a responsabilizar a los actores violentos, incluidos los pandilleros, por el miedo, la destrucción y la muerte que traen a nuestras comunidades».

Argueta-Quintanilla y otros miembros de la MS-13 mataron a Acosta porque anteriormente se había asociado con la MS-13, pero luego comenzó a asociarse con la pandilla rival llamada 18th Street.

 

A machetazos

 

El 29 de abril de 2016, un grupo de la MS-13, incluido el acusado, se reunieron en un área boscosa cerca de una escuela primaria en Brentwood, donde se enteraron de que un miembro de la MS-13 se reuniría con Acosta para fumar marihuana.

Cuando Acosta llegó al bosque, el acusado y los otros pandilleros golpearon repetidamente a Acosta con una gran rama de árbol, dejándolo inconsciente.

Luego llamaron al líder de la camarilla que llegó al lugar con otros «mareros» y decidieron trasladar a Acosta a un área más aislada. Le ataron las manos y los pies y lo llevaron a la cajuela de un automóvil.

Dos vehículos de pandilleros, uno con el cuerpo de Acosta en la cajuela, finalmente se dirigieron a un área boscosa aislada en Brentwood, detrás de varios almacenes y adyacente a los terrenos de un hospital psiquiátrico abandonado.

Luego, llevaron a Acosta, aún con vida, al bosque donde Argueta-Quintanilla y otros tres miembros de la MS-13 se turnaron para golpear a Acosta con un machete. Después, los pandilleros colocaron a Acosta en una tumba poco profunda, lo cubrieron con tierra y huyeron del área.

El 16 de septiembre de 2016, mientras buscaba a la víctima de otro asesinato de la MS-13, la policía encontró el cuerpo de Acosta, que estaba en la citada tumba, y aún tenía las manos y los pies atados.

Posteriormente, en la noche del 10 de agosto de 2016, Argueta-Quintanilla acordó con otros integrantes de la camarilla de los Sailors, conducir por Brentwood en busca de pandilleros rivales para matar.

Después de observar a varios hombres parados afuera de una casa en Lukens Avenue, quienes creían que eran miembros de la pandilla rival Goon Squad, el acusado y otro «marero», armados con pistolas calibre .45 y .40, respectivamente, salieron de su automóvil, se acercaron a la casa y abrieron fuego contra el grupo.

Una de las balas atravesó la pared del dormitorio de una casa adyacente y golpeó la cabecera de la cama de una anciana. Afortunadamente, nadie resultó herido en este tiroteo.

El 2 de mayo de 2018, el acusado fue arrestado con una orden federal en relación con este caso. En ese momento, estaba bajo custodia de Inmigración desde el 27 de junio de 2017.

Más de Alrededor de Nueva York