Oposición al mandato de vacuna COVID-19 del sindicato de bomberos de NY se convierte en ataque contra alcalde

El presidente de la Asociación de Bomberos Uniformados (UFA) del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY), Andrew Ansbro. REUTERS / Eduardo Muñoz

No se trata de la vacuna; se trata del alcalde.

Ese es el mensaje que la Asociación de Bomberos Uniformados (UFA) parece estar enviando al público el segundo día en que el mandato de la vacuna COVID-19 de la ciudad de Nueva York, se hizo cumplir el martes, y a los bomberos no vacunados se les dijo que regresaran a casa sin paga hasta que lo cumplieran.

El sindicato ahora culpa directamente al alcalde saliente Bill de Blasio, acusándolo de «apresurar un mandato sin pensar ni planificar». Aunque de Blasio anunció el mandato de la vacuna del 1 de noviembre nueve días antes de que entrara en vigor, tanto él como el comisionado de Bomberos Dan Nigro, señalaron el lunes que la vacuna había estado disponible para los bomberos hace casi un año.

“No se trata de la vacuna. Se trata de que @NYCMayor de Blasio apresure un mandato sin pensarlo ni planificarlo”, indicó un comunicado de la UFA. «Tenemos miembros que están listos para jubilarse, queremos que tengan el tiempo para hacer una salida digna de una carrera donde han arriesgado sus vidas por los ciudadanos y la ciudad de Nueva York».

El Departamento de Bomberos informó que alrededor de 2,300 bomberos se han reportados enfermos durante la última semana. Si bien 18 estaciones estuvieron fuera de servicio en algún momento el lunes debido a la escasez de personal, el Departamento de Bomberos señaló que el número ha fluctuado en diferentes momentos del día, dependiendo del personal disponible.

Sin embargo, esa complicación no ha resultado en tiempos de respuesta más altos, dijo una fuente del Departamento de Bomberos a amNewYork Metro.

“Cuando una estación de bomberos deja de funcionar, el Departamento mueve recursos a esa estación de bomberos o área de respuesta para garantizar la cobertura en caso de emergencias”, dijo la fuente. “Los tiempos de respuesta no han aumentado. A pesar de esta situación actual, el Comisionado ha comentado directamente que el departamento sigue atendiendo cada llamada de emergencia que llega en busca de ayuda”.

Aunque el sindicato ha dicho repetidamente que los bomberos no vacunados habían «perdido sus trabajos», el hecho es que los bomberos no vacunados no han sido despedidos, sino que se les concedió una licencia sin goce de sueldo hasta que cumplan con el mandato de la vacuna COVID-19, lo que significa que deben obtener al menos la primera dosis.

Sin embargo, a juzgar por el alto volumen de bomberos reportándose enfermos, a De Blasio le pareció que los bomberos no vacunados están usando sus beneficios de licencia por enfermedad como una forma de eludir el mandato y aun así cobrar.

“Por cierto, tenemos algunos bomberos que están fingiendo licencia por enfermedad en los últimos días, diciendo que están enfermos cuando no lo están, y dejando a sus compañeros tambaleándose y creando un peligro para todos los neoyorquinos”, dijo De Blasio, quien está considerando una candidatura para gobernador el próximo año, durante una aparición el martes por la mañana en Morning Joe de MSNBC. «Eso es inconcebible, y les aseguro que van a experimentar algunas consecuencias por lo que han hecho».

Nigro respaldó al alcalde en un comunicado.

“La licencia por enfermedad falsa e irresponsable de algunos de nuestros miembros está creando un peligro para los neoyorquinos y sus compañeros bomberos”, dijo Nigro. «Necesitan regresar al trabajo o arriesgarse a las consecuencias de sus acciones».

Después de votar en las elecciones a la alcaldía en Brooklyn el martes por la tarde, de Blasio también criticó a los sindicatos de bomberos por seguir resistiéndose al mandato y por no asegurarse de que todos sus miembros estén vacunados y vuelvan a trabajar.

“Lo que deberían estar haciendo los sindicatos de bomberos es lo que están haciendo los otros sindicatos, que es decir ‘no estábamos de acuerdo con eso, lo combatimos en la corte, perdimos en forma justa, ahora todos vamos a vacunarnos’, dijo. «El sindicato de bomberos está haciendo un mal a sus miembros y a esta ciudad al desalentar la vacunación … eso es simplemente inaceptable».

Sin embargo, el presidente de la UFA, Andrew Ansbro, argumentó que las recientes declaraciones del alcalde y del comisionado Nigro solo demostraron la postura del sindicato.

“Según la propia admisión del comisionado, la mayoría de los miembros con licencia por enfermedad no están vacunados. No estarían trabajando porque fueron enviados a casa por el peligroso mandato de @NYCMayor de Blasio”, dijo Ansbro en un comunicado compartido en la página de Twitter de la UFA. «No puedes tener las dos cosas. Esta crisis es claramente del alcalde”.

No todos los empleados de la ciudad lo vieron de esa manera.

La ciudad informó que el 92% de toda la fuerza laboral municipal ha cumplido con el mandato COVID-19, con miles de trabajadores recibiendo la primera dosis de la vacuna en los días previos a la fecha límite del 1 de noviembre. Aquellos que recibieron la vacuna entre el 20 y el 29 de octubre también recibieron un bono de $500 en sus cheques de pago.

 

Notas relacionadas: La FDA de EEUU autoriza la vacuna de Pfizer para niños de 5 a 11 años

Más de Alrededor de Nueva York