Opinión : ‘Senadora Monica cuente con mi voto y el de mi familia’

Opinión : 'Senadora Monica cuente con mi voto y el de mi familia'
Senadora estatal de Nueva York, Monica Martinez.

 

Por: «Residente Preocupada», desde Brentwood

 

Escribo de manera anónima por miedo a ser señalada en las redes y de verdad quiero pedirles a los lectores que no usen expresiones irrespetuosas cuando escriban sus opiniones, si es que esta columna merece alguna opinión, agradeceré sus comentarios, pero sé el frenesí que esto puede llegar a despertar, en especial con este tema que tantas pasiones ha despertado y es que prefiero llamar pasión en vez de odio, a ese sentimiento que se ha apoderado de muchos en las redes.

Palabras denigrantes hacia la Senadora y hacia aquellos que hemos apoyado su opinión, solo deja un mensaje de intolerancia e irrespeto a quienes (los republicanos) en realidad han aceptado en el papel, no estar en favor de políticas para nosotros los hispanos.

¿De qué estamos hechos los hispanos, de odio? ¿Dónde está la verdadera unión? ¿Acaso estamos atacando el odio con más odio?

Entendamos que nosotros mismos nos estamos matando, mientras nuestros opositores se ríen en nuestras caras, ellos quieren vernos peleados, nuestros rivales nos quieren ver desunidos y déjenme decirles algo, lo están consiguiendo y si esto no cambia, en las próximas elecciones el voto, el resultado, no será el que estamos esperando, necesitamos a más hispanos representándonos.

Mi querida comunidad, ¡Nos quieren divididos! Y no podemos permitir eso.

Creo firmemente que parte de este odio es alimentado por muchos medios de comunicación que en busca de seguidores aprovechan para esparcir veneno como gas pimienta, posiblemente su falta de ética no les permite trazar esa delgada línea entre lo que es informativo y lo personal.

Todos exigieron una respuesta de la Senadora Mónica y ella la dio, pero, así como a usted no lo convencieron sus palabras, a ella tampoco le convencieron los argumentos del autor de la ley, razón que la llevó a tomar la decisión que tomó.

Si todos fuéramos médicos, en el mundo no habría enfermos, si todos fuéramos políticos esto sería un desastre, nos hace falta mucho para entender la política y tampoco tendríamos porque entenderla, pero lo tenemos todo para ser una comunidad unida y respetuosa.

Me retiro diciendo que yo si me siento orgullosa de que la Senadora piense en el medio ambiente y trabaje por él, que crea que la educación es el arma más poderosa para combatir la inequidad y aumente su financiación, que crea que la violencia se puede erradicar y destine recursos para que los jóvenes no caigan en las drogas y en las pandillas.

Además que por fin se castigue la Porno Venganza, una forma de violencia que puede afectar a cualquier miembro de su familia y que ahora, gracias a la legislación que adoptó el Estado por autoría de la Senadora Monica Martinez, podrá ser castigado con cárcel.

Senadora puede contar con mi voto y el de mi familia.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>