“Ola azul” deslucida a nivel nacional… pero ‘tsunami’ en Nueva York

Votantes en Astoria el 6 de noviembre. (Foto de Carlotta Mohamed/QNS)

A pesar de que las altas expectativas de los demócratas a nivel nacional de una “ola azul” se vieron deslucidas por la victoria republicana en el Senado, los demócratas lograron arrebatar la mayoría a los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, una victoria que podría suponer un freno al presidente, Donald Trump, para avanzar su agenda en el Congreso.

En cambio, en el estado de Nueva York, la “ola azul” se convirtió en tsunami con los demócratas tomando posesión total de la Cámara. Esta victoria significa que los demócratas ahora controlarán el Senado estatal, la Asamblea, las oficinas del gobernador, del fiscal general y del controlador, así como los dos escaños estatales en el Senado de los Estados Unidos.

Con este triunfo, Andrea Stewart-Cousins será la líder demócrata del Senado, convirtiéndose en la primera mujer, y la primera mujer de raza negra, en dirigir una conferencia legislativa mayoritaria.

Durante los comicios del martes, el gobernador Andrew Cuomo ganó su tercer mandato como máximo funcionario de Nueva York, rechazando así un desafío del ejecutivo republicano del condado de Dutchess, Marc Molinaro.

La vicegobernadora Kathy Hochul también fue reelegida. El contralor del estado de Nueva York, Thomas DiNapoli, un demócrata de Long Island, declaró la victoria sobre el republicano Jonathan Trichter. Y la senadora Kirsten Gillibrand (D-NY) del estado de Nueva York fue reelecta para un segundo mandato.

Asimismo, la originaria de Brooklyn, Tish James se adjudicó la victoria el martes por la noche y se convirtió en fiscal general del estado de Nueva York. Tish James será la primera fiscal general de raza negra del estado y la primera mujer negra en ocupar un cargo estatal en Nueva York.

 

Cauto optimismo en Astoria

 

A pesar de la lluvia, el sótano de P.S. 85 en Astoria estaba lleno de votantes con una línea que se extendía sobre las escaleras y salía por la puerta principal el martes por la mañana. Muchos dijeron que habían aparecido para votar azul en la boleta electoral con la esperanza de dar a los demócratas el control del Senado y debilitar el poder del presidente Donald Trump.

«No me gusta estar polarizado, pero para progresar tenemos que contrarrestar el poder en este momento», dijo John Williams, un músico de 27 años que se mudó a Astoria hace un año.

A Williams, como a muchos otros votantes, les pareció desafortunado que se sintieran obligados a votar de forma partidista. Ellos hubieran preferido mucho más votar por los candidatos.

 

Notas relacionadas: Los demócratas ganan mayoría en la Cámara de Representantes y frenan a Trump

 

Más de Alrededor de Nueva York

>