Oficial de policía de Nueva York entre cinco esposados en red de tráfico de cocaína

Foto a través de Shutterstock

Un oficial de policía de la ciudad de Nueva York de Long Island fue una de las cinco personas arrestadas el lunes por ser parte de una red internacional de tráfico de cocaína que envió más de 350 kilos de narcóticos a la nación, dijeron fiscales federales.

Un gran jurado federal acusó formalmente a Amaury Abreu, un oficial asignado al distrito 113 en Queens, por cargos de conspiración para importar y distribuir cocaína. Fue arrestado en su casa.

“Al unir fuerzas con sus co-conspiradores, Abreu presuntamente ha cometido delitos graves, ha deshonrado su placa de policía de Nueva York y ha traicionado la confianza del público, así como a los miembros de la policía que arriesgan sus vidas para interceptar las drogas que ponen en peligro a nuestras comunidades”, dijo Seth D. DuCharme, Fiscal Federal interino para el Distrito Este de Nueva York.

Los fiscales dijeron que Abreu y sus cómplices importaron varios kilogramos de cocaína a Estados Unidos mediante mensajeros de drogas en vuelos, correo, tracto-camiones desde México y en envíos de productos.

Abreu usó su posición como oficial de policía para proteger a sus co-conspiradores al proporcionar información sobre los procedimientos de aplicación de la ley, realizar verificaciones de órdenes de arrestos de la base de datos del NYPD y, en al menos una ocasión, distribuir cocaína para la organización, según los investigadores.

También fueron acusados Gustavo Valerio, de 38 años, de South Ozone Park, Junior Ortiz, 29, de Uniondale, y los residentes de Roosevelt Julio Bautista, 35, y César Díaz-Bautista, de 43 años.

El arresto se produce después de que un oficial de la policía de Nueva York de West Islip fuera arrestado en julio por cargos de tráfico de drogas y un oficial de la policía de Nueva York y reservista del ejército estadounidense de Williston Park, fuera arrestado en septiembre por espiar para China a la comunidad tibetana en Queens.

Ambos agentes se han declarado inocentes. Los sospechosos del presunto tráfico de drogas fueron procesados el lunes ante el juez Sanket J. Bulsara en la corte federal de Brooklyn. Cada uno de ellos enfrenta al menos 10 años de prisión, si son declarados culpables.

“No hay lugar para la corrupción en el NYPD y siempre será procesada por completo”, dijo el comisionado del NYPD, Dermot Shea.

 

Notas relacionadas: Alza en tiroteos continuó en octubre, pero asesinatos disminuyeron; dijo NYPD

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>