NY «volverá a la normalidad» una vez que el estado alcance el 70% de vacunados con la primera dosis: Cuomo

El gobernador Andrew Cuomo anunció que la mayoría de las restricciones de COVID-19 se levantarán una vez que el 70% de los neoyorquinos reciban al menos una dosis de la vacuna. Don Pollard / Oficina del gobernador Andrew M. Cuomo

El gobernador Andrew Cuomo levantará la mayoría de las restricciones restantes de COVID-19 en el estado cuando el 70% de los neoyorquinos adultos hayan recibido su primera dosis de la vacuna COVID-19.

«Alcanzando el 70%, volveremos a la vida con normalidad, o tan normal como puede ser después de COVID», dijo Cuomo en una conferencia de prensa el 7 de junio.

El estado levantará sus pautas para el comercio minorista, servicios de alimentos, oficinas, gimnasios, diversión y entretenimiento familiar, salones de belleza, peluquerías, servicios de cuidado personal y otros entornos comerciales después de alcanzar la meta. Es probable que eso suceda en solo unos días; actualmente, al menos el 68,6% de los neoyorquinos recibieron al menos una dosis.

Una vez que Nueva York alcance la meta del 70%, el Empire State Building se iluminará en azul y oro para celebrar el logro, dijo Cuomo.

Las restricciones restantes, incluidos los límites de capacidad, los requisitos de distanciamiento social, la limpieza y desinfección, los exámenes de salud y el rastreo de contactos, se convertirán en opcionales para todos, excepto para un puñado de empresas y entornos.

Las empresas aún pueden optar por mantener restricciones como requisitos de máscara o distanciamiento social para su personal y clientes, siempre que cumplan con las leyes estatales y federales, como la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, según la oficina del gobernador.

Las personas no vacunadas todavía tendrán que usar máscaras y serán responsables de mantener las distancias sociales adecuadas de 6 pies, según la última guía federal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Hasta que más neoyorquinos reciban sus vacunas, las reglas actuales de COVID-19 del estado seguirán siendo obligatorias para lugares de eventos a gran escala, escuelas de prekínder a 12, transporte público, refugios, cárceles, hogares de ancianos y otros entornos de atención médica.

La tasa de positividad de COVID-19 del ‘Empire State’ fue de 0.51% al 6 de junio sobre un promedio de 7 días, marcando 63 días de disminución directa, con 0.43% en la ciudad de Nueva York. Unos 19,5 millones de neoyorquinos han recibido inyecciones en sus brazos, incluidos 10,9 millones con al menos una dosis y 9,4 millones completamente vacunados (una sola inyección de la vacuna Johnson & Johnson COVID-19, o ambas dosis de la vacuna de dos inyecciones, vacunas Pfizer o Moderna).

El estado apuntará a otorgar más vacunas al centrarse en grupos como los jóvenes de 12 a 17 años, que solo recientemente se volvieron elegibles, y los códigos postales con bajas tasas de vacunación, dijo Cuomo.

En los cinco condados, se encuentran predominantemente en los barrios más pobres y negros, como Far Rockaway, Queens, que con un 31,2% tuvo la tasa más baja de vacunación de la ciudad.

 

Notas relacionadas: Las mascarillas son opcionales al aire libre en las escuelas pero aún son necesarias en el interior

 

Más de Alrededor de Nueva York