NY enfrenta el rechazo de afroamericanos e hispanos a la vacuna contra el COVID-19

Gobernador de NY promete enfrentar rechazo de hispanos a vacuna contra COVID-19
Gobernador de Nueva York promete enfrentar rechazo de hispanos a vacuna contra COVID-19. (Foto: EFE/Thais Llorca)

La vacuna contra el coronavirus sigue encontrado resistencia en la comunidad afroamericana, donde el recelo es mayor, incluso entre los empleados sanitarios, así como entre los latinos en el estado de Nueva York, que está decidido a hacer frente al problema, aseguró el gobernador Andrew Cuomo.

«La duda es nuestro gran obstáculo», aseguró Cuomo durante una conferencia de prensa en Albany, desde donde se comunicó con el Estadio de los Yankees, que el viernes reabrió sus puertas para convertirse en un centro de vacunación masivo para los residentes de El Bronx, el condado de mayoría latina de la ciudad de Nueva York.

Datos dados a conocer por Cuomo muestran que sólo 39 % de los miembros de la comunidad afroamericana estarían dispuestos a ponerse la vacuna, mientras que la resistencia es menor entre los latinos, con 54 % de disposición.

El gobernador había señalado la pasada semana que la resistencia en la comunidad afroamericana incluía a enfermeras, médicos y otros trabajadores de la salud, para quienes la vacuna estuvo primero accesible. Afirmó que durante las ocho semanas en que se ha estado vacunando se les ha exhortado a ponérsela.

Un 17 % de los trabajadores sanitarios son afroamericanos, según los datos, que indican además que solo 10 % han recibido la primera dosis de la vacuna.

De acuerdo con Cuomo, hay desconfianza respecto a los efectos secundarios de la vacuna, el sistema de salud y el pasado Gobierno de Donald Trump.

«Fue aprobada por la Administración Trump pero también por el Departamento de Salud de Nueva York, por sus médicos que estudiaron los efectos secundarios», argumentó Cuomo, quien aseguró que se trata de «un problema real y no creo en encubrir los problemas».

También indicó que hay dos desafíos para llegar a la comunidad afroamericana. Uno, el acceso, y el otro la aceptación. «Tenemos que abordar ambos y lo haremos», aseguró.

«La duda puede ser directamente enfrentada con hechos. Estoy hablando con líderes de la comunidad negra, pastores, grupos comunitarios. Tenemos que llevarles la información», afirmó.

El gobernante demócrata reconoció además que los afroamericanos tienen menos oportunidades para vacunarse que los blancos.

Datos de la ciudad de Nueva York dados a conocer la pasada semana mostraron disparidad en las vacunas. Las estadísticas mostraron que 48 % de los que se han vacunados son blancos, 15 % latinos y 11 % afroamericanos.

Eso llevó a que el alcalde Bill de Blasio y Cuomo anunciaran una masiva campaña de vacunación en el Estadio de los Yankees, ubicado en un vecindario con gran población latina y afroamericana.

La primera fase de vacunación fue para trabajadores sanitarios y en la segunda parte se agregaron personas mayores de 65 años, personal y residentes de centros geriátricos, de refugios para personas sin techo y otros lugares donde convivan personas, maestros y otro personal de instituciones educativas y trabajadores del transporte.

Esta semana se agregaron a taxistas y trabajadores de restaurantes.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York