Nuevo presupuesto fiscal de NY incluye millones en beneficios para inquilinos y escuelas, así como dinero para Trabajadores Excluidos

El presidente de la Asamblea, Carl Heastie, el gobernador Andrew Cuomo y la líder de la mayoría del Senado, Andrea Stewart-Cousins.

Los líderes legislativos estatales y el gobernador Andrew Cuomo llegaron a un acuerdo el martes por la tarde sobre el plan de gastos para el año fiscal 2022, aunque dicho acuerdo se produjo seis días después de la fecha límite del 1 de abril.

El presupuesto incluye $29.5 mil millones en ayuda a las escuelas, $29 mil millones en «inversiones verdes» públicas y privadas, $2.4 mil millones para rentas e hipotecas, apuestas deportivas móviles legalizadas y otras facetas que Cuomo cree que contribuirán a la recuperación de la pandemia COVID-19 a medida que las vacunas se convierten en la norma en todo el estado.

«El estado de Nueva York acordó al presupuesto de este año con muchos desafíos y la pandemia de COVID-19 en curso», dijo la líder de la mayoría del Senado, Andrea Stewart-Cousins. “Los contribuyentes trabajadores y de clase media recibirán el alivio que necesitan desesperadamente, mientras que los neoyorquinos más ricos ayudarán a sus vecinos. Este presupuesto hace que Nueva York sea mejor para todos. En los meses restantes de sesión, la mayoría del Senado continuará entregando resultados que reflejan nuestros valores y prioridades progresistas”.

Los logros inesperados del gobierno federal ayudaron al estado a cerrar las brechas presupuestarias, no obstante, probablemente fueron las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra el gobernador las que enviaron la mayor cantidad de dudas a las mentes de los legisladores. Hace unas semanas, Stewart-Cousins pidió su renuncia por preocupación de que los escándalos causaran una distracción en los asuntos del gobierno; sin embargo, el acuerdo presupuestario se cerró de todos modos, aunque con casi una semana de retraso.

El estado se verá impulsado por $111 mil millones en fondos operativos y $212 mil millones para gastos, que Cuomo ha delineado más como una inversión para la recuperación que como un simple presupuesto y, como tal, podría afectar la situación financiera del estado durante la próxima década.

“Nueva York fue emboscada temprano y más golpeada por COVID, devastando nuestra economía y requiriendo gastos de emergencia urgentes y sin precedentes para manejar la pandemia”, dijo Cuomo. “Gracias a la sólida gestión fiscal del estado y la búsqueda incesante para asegurar el apoyo federal que exigía la pandemia, no solo equilibramos nuestro presupuesto, también estamos haciendo inversiones históricas para reimaginar, reconstruir y renovar a Nueva York después de las peores condiciones de salud y crisis económica en un siglo».

Otros aspectos del acuerdo presupuestario incluyen:

• $ 2.4 mil millones para cuidado infantil
• $ 2.1 mil millones para trabajadores excluidos
• $ 1 mil millones para la recuperación de pequeñas empresas
• Un plan pionero en el país para hacer que Internet de banda ancha sea asequible
• Legalizar las apuestas deportivas móviles

“Los presupuestos son una declaración de valores, y en mis dos décadas de servicio a la gente de Nueva York no puedo pensar en un presupuesto de mayor alcance e impacto que este. Cumple los objetivos a largo plazo de nuestra mayoría en la Asamblea y aborda las desigualdades históricas que han existido durante demasiado tiempo”, dijo el presidente de la Asamblea, Carl Heastie.

La ayuda escolar representa un aumento de $3 mil millones en fondos comparado al año anterior a medida que continúa la transición del aprendizaje remoto a las clases presenciales.

Según el alcalde Bill de Blasio, las escuelas de la ciudad de Nueva York tienen una tasa de positividad del 0,57% y más de 65.000 empleados escolares han sido vacunados.

“Entonces, incluso con el desafío de las variantes, creo que claramente lo estamos haciendo muy bien en las escuelas y, de hecho, la oposición se hace cada vez más fuerte a medida que más y más personas se vacunan”, dijo de Blasio.

En su presentación del Estado del Estado de enero, Cuomo expresó la intención de construir la infraestructura verde de Nueva York a través de la energía eólica marina y otros medios ambientalmente racionales, una perspectiva que él creía que en ese momento costaría $26 mil millones.

 

Notas relacionadas: Nueva York se une a otros estados y legaliza la marihuana recreativa

 

Más de Alrededor de Nueva York