Nuevo informe señala que neoyorkinos enfrentan mayores niveles de pobreza en la jubilación

Más de dos de cada cinco residentes del estado de Nueva York de 50 años o más de clase media se enfrentan a niveles de pobreza o de casi pobreza durante su jubilación.

Esos son los resultados de un nuevo informe del The New School’s Retirement Equity Lab (ReLab), que muestra que 825,000 habitantes del estado de clase media que están a punto de jubilarse están en el camino hacia una movilidad descendente luego de su jubilación.

De acuerdo al reporte, los trabajadores típicos con el 90% de ingresos más bajos necesitarán casi un tercio más de ingresos en la jubilación para mantener su nivel de vida.

Igualmente, menos trabajadores de color tienen acceso a opciones de ahorros para la jubilación en el lugar de trabajo que trabajadores blancos, lo que aumenta su potencial para experimentar «movilidad descendente».

El informe de The New School se publicó durante un foro auspiciado por AARP y ReLab y llevado a cabo en The New School. El evento reunió a expertos y líderes locales para intercambiar ideas sobre posibles soluciones como parte de #DisruptDisparities; una iniciativa lanzada este año por AARP en asociación con la Hispanic Federation, la Asian American Federation, NAACP of New York y la New York Urban League.

“Cerca de un millón de trabajadores de clase media en el estado de Nueva York tendrán que aprender a ser pobres debido a que no tendrán un plan de jubilación más allá del Seguro Social», dijo durante el evento Teresa Ghilarducci, profesora de Economía y directora de ReLab.

Para contrarrestar, el gobernador Andrew Cuomo y los legisladores estatales aprobaron Secure Choice (Opción segura) este año. Esta ley ofrecerá a las empresas privadas que actualmente no ofrecen a sus empleados un plan de ahorro para la jubilación, la opción de brindar a sus trabajadores una cuenta de jubilación individual a través de deducciones de nómina.

«Sabíamos que vendrían problemas de jubilación a medida que más empleadores dejaran de ofrecer opciones de jubilación, pero este informe es una revelación perturbadora, especialmente para los residentes de color del estado», dijo Beth Finkel, directora estatal de AARP Nueva York. «El gobernador Cuomo y los legisladores estatales dieron un gran paso al aprobar Secure Choice este año, y esta noche dimos otro gran paso al intercambiar ideas con socios valiosos sobre soluciones adicionales”.

El informe encontró que de los 2 millones de trabajadores mayores en el estado de Nueva York de 50 a 60 años y sus cónyuges, que no están en los niveles de pobreza o casi pobreza, 825,000 (41%) caerán en la pobreza o casi en la pobreza cuando se jubilen a los 62 años. Dos tercios de los trabajadores, no tienen una pensión ni cuentas de ahorro de jubilación; y en el estado de Nueva York, el saldo medio de las cuentas jubilatorias para trabajadores de 55 a 64 años es de tan solo $18,000. Además, la cobertura del plan de jubilación en el lugar de trabajo sigue siendo más baja para los trabajadores hispanos.

 

Notas relacionadas: Abuelos a larga distancia

 

Más de Alrededor de Nueva York

>