¡Nueva York campeón! NYCFC conquista su primera MLS Cup

¡Nueva York campeón! NYCFC conquista su primera MLS Cup
¡Nueva York campeón! NYCFC conquista su primera MLS Cup. (Foto: amNY.com)

Los hinchas locales están de fiesta y gritan a todo pulmón ¡Nueva York campeón de la MLS!.

Por fin se acabaron años de eliminaciones, lamentos y frustraciones en el fútbol, el deporte que tanto aman. Y ahora el New York City FC les da un tremendo regalo de Navidad al conquistar la primera MLS Cup de su historia, luego de vencer en la final por 4-2 al Portland Timbers, en una drámatica definición de tiros penales.

Un zurdazo del peruano Alexander Callens decretó la inolvidable victoria neoyorquina en campo visitante, el hostil Providence Park.

Fue el último penal de la serie que tuvo como gran figura al portero Sean Johnson quien le atajó dos disparos al equipo de Oregon. Así se hizo justicia a lo visto en el partido y el NYCFC levanta con todo merecimiento su primer trofeo emelesero.

 

 

Con sabor hispano

 

El duelo por el título de la temporada 2021 de la Major League Soccer se definió con goles hispanos. Fue una batalla épica, no apta para cardíacos.

Por un lado el New York City FC con su juego de control del balón, presión alta y ataque, y por el otro, el conjunto anfitrión esperando aplicar el contragolpe. En ese trámite, los «Citizens» pegaron primero y a los 41 minutos abrieron la cuenta enmudeciendo el estadio de los «Leñadores».

Un cabezazo del goleador de la liga, Valentín «Tati» Castellanos, puso al frente al NYCFC. El delantero argentino se desmarcó muy bien dentro del área rival, pegó tremendo salto y conectó un centro enviado por su paisano Maximiliano «El Frasquito» Morález, vulnerando la resistencia del golero local Steve Clark a quien se le escurrió el balón que terminó en las piolas.

Los «Boys in Blue» dominaban el encuentro y contaban con chances para ampliar diferencias. Morález remeció el travesaño con un lindo tiro libre (50′).

Y el paraguayo Jesús Medina, tras una larga corrida, motivó una apurada salvada del colombiano Diego Chará, un todoterreno en los Timbers (88′). Así, NYCFC, dirigido por el coach noruego Ronny Deila, se acercaba a su soñado objetivo.

Pero cuando los neoyorquinos ya saboreaban el triunfo que les daba su primer campeonato, se produjo una acción polémica en los descuentos que generó el empate de Portland.

A los 93′ vino un centro al área de los «Citizens», el africano Larrys Mabiala cargó con falta al central Maxime Chanot pero el árbitro Armando Villarreal no cobró nada, y tras un rebote apareció sin marca el chileno Felipe Mora para anotar el 1-1 en el tablero y llevar todo a la prórroga.

En medio del frenesí de los seguidores de los Timbers, que literalmente «volvieron a la vida» con la igualdad parcial, un afectado elenco del New York City FC encontró fuerza interior para recuperarse sicológicamente y seguir pugnando por la anhelada victoria.

En el tiempo extra el marcador ya no se movió y el nuevo monarca de la MLS debía definirse vía los penales.

 

 

¡Ceviche para todos!

 

La secuencia de los lanzamientos desde el manchón penal fue infartante. El «Tati» Castellanos convirtió el primer tiro encendiendo la ilusión en NYCFC; y enseguida llegó el trasandino Mora que falló su remate, atajado por el guardamenta Johnson ante la preocupación de todo Portland.

Luego, vino el volante Alfredo Morales (nacido en Alemania, de padre peruano) quien jugó un partidazo con los «Ciudadanos» pero en esta definición su remate fue repelido por el portero Clark.

Con la desventaja de 0-1, tocó el turno para el ídolo de los Timbers, el veterano argentino Diego Valeri que no tuvo eficacia y su disparo fue rechazado por la mano derecha salvadora de Johnson.

Después, llegó el «Maxi» Morález poniendo el 2-0 para NYCFC; el colombiano Santiago Moreno respondió anotando el primer tanto de Portland; luego el joven brasilero Talles Magno marcó el 3-1 para la «Gran Manzana»; y el paraguayo Cristhian Paredes volvió a descontar cifras.

El Providence Park, minutos antes bullicioso, ahora estaba apagado presagiando lo peor porque el último penal del New York City FC correspondía patear al peruano Alexander «La Muralla» Callens.

El jugador nacido en el Callao, no dudó y remató «con alma, corazón y vida» sacudiendo el arco de los Timbers para sellar el histórico triunfo 4-2. ¡Un golazo con sabor hispano! que rompe la maldición de tantas jornadas sin títulos para Nueva York.

Ya no hay que esperar más, NYCFC se corona campeón de la MLS por primera vez.

Gritos, abrazos, llantos y agradecimientos brotan en los jugadores que han forjado esta hazaña. Gritos, abrazos, llantos y agradecimientos se agolpan en los hinchas neoyorquinos que con orgullo ya disfrutan su primer título, ese que parecía tan esquivo pero que ahora es una realidad y reposará por siempre en las vitrinas del club y en el corazón de todos.

¡New York es azul!.

 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York