Nueva legislación de Suozzi aborda el financiamiento de la atención a largo plazo para las personas mayores

Nueva legislación de Suozzi aborda el financiamiento de la atención a largo plazo para las personas mayores
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi (D-CA), habla con el Representante Tom Suozzi (D-NY) en el Capitolio en Washington DC. (Foto: REUTERS / Jonathan Ernst / LongIslandPress.com)

Por: Milette Millington

PoliticsNY.com

 

El representante de los Estados Unidos, Tom Suozzi (D-Glen Cove), presentó el jueves 1 de julio una legislación federal que aborda la financiación de la atención a largo plazo para las personas de edad avanzada.

El proyecto denominado «Ley de Seguro de Bienestar para Personas Mayores en Casa» (WISH), se produce en momentos en que la población que envejece en EE.UU. se está disparando.

Cada día, aproximadamente 10,000 estadounidenses cumplen 65 años, y para 2050, la población mayor de 65 años casi se duplicará y la población mayor de 85 años se triplicará.

Al mismo tiempo, la cantidad de familiares disponibles para cuidar a estos ancianos está disminuyendo porque las familias son más pequeñas y están más dispersas de lo que solían estar.

“Se avecina una tormenta, y se espera que el número de ancianos discapacitados se duplique en los próximos años. Hay menos cuidadores familiares disponibles para estos estadounidenses de edad avanzada y el mercado de seguros de atención a largo plazo no es suficiente actualmente para abordar estos desafíos demográficos”, dijo Suozzi.

Específicamente, la legislación crearía una asociación público-privada para proporcionar seguro de atención a largo plazo a los estadounidenses mayores para que puedan envejecer en casa si lo desean en lugar de tener que gastar los ahorros de toda su vida e ingresar a hogares de ancianos financiados por Medicaid.

Para hacer esto, el proyecto de ley crearía un nuevo fondo federal fiduciario de seguro de cuidado a largo plazo que pagaría por el período “catastrófico” de cuidado a largo plazo para aquellos que lo necesiten durante muchos años.

Para pagar este fondo fiduciario federal, los trabajadores y sus empleadores pagarían cada uno el 0.3% de los salarios de los trabajadores en un impuesto al seguro social.

Además, la medida permitiría a las compañías de seguros privadas ofrecer planes de cobertura asequibles para los primeros años de posible discapacidad de los estadounidenses de edad avanzada.

 

Importancia del proyecto

 

Los expertos en economía y salud elogiaron a Suozzi por proponer el proyecto de ley y reconocieron su importancia, ahora y en el futuro cercano.

“El sistema de atención a largo plazo de la nación está roto. El nuevo gasto de la Ley WISH se paga con un impuesto sobre la nómina y puede incluso reducir los déficits al eliminar parte de la carga de los costos de atención a largo plazo que actualmente se imponen al programa de Medicaid”, dijo Maya MacGuineas, presidenta del Comité para un Presupuesto Federal Responsable.

“Ayudaría a revivir la industria de seguros privados de atención a largo plazo y hacer que las pólizas sean más asequibles, protegiendo así los ahorros de millones de estadounidenses trabajadores, de una manera fiscalmente responsable”, comentó Stuart Butler, investigador principal de estudios económicos en Brookings Institución.

Katie Smith Sloan, presidenta y directora ejecutiva de LeadingAge, señaló el hecho de que muchos estadounidenses necesitarán más ayuda de la que sus familias pueden brindar.

“Esta legislación reconoce una realidad simple: todos estamos envejeciendo. Cada uno de nosotros, si tenemos suerte, viviremos hasta bien entrada la octava o novena década de la vida. Es hora de que nuestros encargados de formular políticas reconozcan estas realidades y brinden un apoyo crítico y esperado desde hace mucho tiempo”, remarcó.

Marc Cohen, codirector del Centro LeadingAge LTSS de la Universidad de Massachusetts-Boston, indicó que el proyecto de ley es un enfoque estadounidense para abordar el tema de la financiación de servicios y apoyo a largo plazo para el creciente número de estadounidenses en la población anciana.

“Este programa innovador y consecuente representa un gran paso adelante para hacer del envejecimiento en el lugar una realidad alcanzable para todos”, expresó Cohen.

En tanto, el representante Suozzi recordó que sus cuatro abuelos vivían en su casa cuando él crecía con su madre, una ex enfermera de quirófano, que proporcionaba la mayor parte del cuidado.

“Mis padres fallecieron hace unos años. Mi mamá tenía 93 años y mi papá 95. Afortunadamente, ambos pudieron envejecer cómodamente en casa con la ayuda de asistentes de salud en el hogar”, dijo Suozzi.

«La Ley WISH salvaría al programa Medicaid y a millones de estadounidenses de la ruina financiera, permitiría a las personas envejecer en casa con dignidad y crearía millones de empleos de clase media bien pagados en la industria de la atención médica a domicilio».

– Esta historia apareció por primera vez en PoliticsNY.com .

 

Más de Alrededor de Nueva York