Nueva encuesta demuestra desconfianza en la vacuna COVID-19 entre padres de familia

EFE/MICHAEL REYNOLDS

Cuatro de cada diez padres no se comprometerán a vacunar a sus hijos cuando las vacunas COVID-19 estén disponibles, según una nueva encuesta publicada por el Sindicato Nacional de Padres.

La encuesta encontró que el 22% dijo que no vacunarán a sus hijos y otro 18% no estaba seguro. Las principales razones que los padres informaron para no vacunar a sus hijos incluyeron la incertidumbre sobre la seguridad de la vacuna, la creencia de que la vacuna se desarrolló demasiado rápido y la desconfianza con respecto a la información publicada sobre la vacuna. Mientras tanto, casi la mitad de todos los padres (47%) dice que se debería exigir a los maestros de las escuelas públicas que se vacunen.

“Hay una grave falta de confianza en este país que ahora se está desarrollando con la vacuna COVID-19”, dijo Keri Rodrigues, cofundadora y presidenta del Sindicato Nacional de Padres. “La comunicación a lo largo de la pandemia ha sido una crisis por sí misma, por lo que no sorprende que los padres no estén convencidos de la seguridad de la vacuna. Como siempre, necesitamos unir voces diversas para que las preguntas puedan responderse y las preocupaciones se mitiguen».

Una mayoría contundente de padres (85%) apoya que el gobierno proporcione fondos de ayuda para la educación a todas las familias de escuelas públicas K-12 para ayudarlas a abordar los desafíos de aprendizaje que sus hijos pueden enfrentar como resultado de la situación de COVID-19. De hecho, una mayoría, el 53%, apoya firmemente esto.

Rodrigues continuo: “No debería ser una opinión controversial que los fondos para la educación deberían fluir hacia la educación. Y ahora que los padres están asumiendo una cantidad desproporcional en educar sus hijos, deberían recibir los recursos y herramientas necesarias. Durante demasiado tiempo, la educación se ha visto a través de los edificios escolares físicos. Esta pandemia ha cambiado eso, y si las familias van a desempeñar un papel más importante en llenar el vacío educativo, entonces se les debería proporcionar los fondos necesarios».

La encuesta también mostró una tendencia al alza en las preocupaciones sobre la salud mental y el bienestar. Al 69% de los padres les preocupa que sus hijos se pierdan interacciones sociales importantes en la escuela o con amigos, en comparación con el 58% de abril pasado. Además, al 65% le preocupa cómo el entorno actual está afectando la salud mental y el bienestar emocional de sus hijos, frente al 50% del pasado mes de abril. Sin embargo, solo un tercio de los padres dice que la escuela de su hijo actualmente ofrece servicios para apoyar la salud mental y el bienestar emocional de los estudiantes.

También se estudiaron temas adicionales, incluyendo la pérdida de aprendizaje, las pruebas y el rendimiento escolar.

 

Notas relacionadas: Funcionarios electos horrorizados por la desproporcionada distribución de vacunas COVID-19 en Nueva York

Más de Alrededor de Nueva York