Niños hispanos de Nueva York tienen menos oportunidades

Las grandes disparidades en oportunidades y logros para los niños de color persisten en Nueva York y en todo el país, según un nuevo informe.

El informe «Resultados por Raza 2017», de la Fundación Annie E. Casey, muestra que continúan existiendo amplias brechas de rendimiento entre niños blancos y afroamericanos, latinos e inmigrantes.

Según Roberto Frugone, con el Fondo Educativo de NALEO, la pobreza, las oportunidades educativas limitadas, el acceso a la atención médica y el estado migratorio son factores estresantes que pueden tener un gran impacto en la capacidad del niño para tener éxito.

«Cuando un niño puede tener menos estrés en su vida y tener menos estrés en su familia, es más fácil para ellos poder concentrarse en las cosas que los harán prosperar», explica.

En un índice de 1,000 puntos compuesto por educación, salud y bienestar económico, los niños afroamericanos y latinos en Nueva York llegaron a poco más de 400, mientras que los niños blancos, asiáticos e isleños del Pacífico tenían más de 700.

El informe de este año también incluye datos sobre los hijos de inmigrantes. Y Laura Speer, directora asociada de reforma de políticas y defensa de la Fundación Casey, dice que a nivel nacional, uno de cada cuatro de esos niños vive por debajo de la línea de pobreza federal.

«Solo el 47 por ciento de los niños en familias inmigrantes viven en hogares con ingresos suficientes, a pesar de que la mayoría de los padres inmigrantes están en la fuerza de trabajo», señala.

Hay casi 1.5 millones de niños en familias inmigrantes en Nueva York.

Pero la actual represión contra los inmigrantes indocumentados y la amenaza de descontinuar el estatus de protección para quienes llegaron cuando eran niños están teniendo un impacto negativo. Frugone señala que una clave del éxito es mantener juntas a las familias.

«Asegurándonos de que estén enfocados en desarrollar una unidad sólida y cohesiva en lugar de temer que se rompa esa unidad debido a la deportación u otros efectos adversos», dice.

El informe recomienda que las políticas prioricen el bienestar de los niños en los procedimientos de inmigración, ayuden a los niños a alcanzar los hitos del desarrollo y aumenten las oportunidades económicas para los padres.

Más de Alrededor de Nueva York

>