Negocios en Nassau y Suffolk preocupados por la necesidad de préstamos y la confianza del consumidor

Negocios en Nassau y Suffolk preocupados por la necesitad de préstamos y la confianza del consumidor
Negocios en Nassau y Suffolk preocupados por la necesitad de préstamos y la confianza del consumidor. (Foto: Noticia)

Los ejecutivos de los dos condados de Long Island, Laura Curran y Steve Bellone, revelaron los resultados de una segunda encuesta para evaluar el impacto financiero de COVID-19 en los negocios y empresas locales y así obtener una actualización sobre cómo les está yendo a muchos que se preparan para reabrir sus actividades, en la 2 Fase programada para este 10 de junio por el estado de Nueva York.

La encuesta en toda la isla es parte de los esfuerzos continuos para identificar las necesidades de los negocios, hacer proyecciones económicas, informar estrategias de recuperación y abogar por el apoyo estatal y federal.

«El dolor y la incertidumbre causados ​​por el COVID-19 para nuestras pequeñas empresas, sus empleados y sus familias se mantienen constantes. Los préstamos han servido como salvavidas para más de la mitad de nuestros negocios, pero está claro que la necesidad continúa», dijo Curran, ejecutiva de Nassau.

«Con nuestro programa de préstamos Boost Nassau y obsequios de Equipo de Protección Individual (PPE), el condado de Nassau está avanzando para garantizar que las empresas y las organizaciones sin fines de lucro tengan los recursos que necesitan para sobrevivir, mantener a sus empleados y generar confianza en los clientes, un desafío clave».

«Además de hacer todo lo que puedo a nivel del Condado, estoy reavivando mi impulso para obtener más apoyo para las pequeñas empresas de nuestros socios federales».

Por su parte Bellone, ejecutivo de Suffolk comentó «Esta encuesta muestra la gravedad de la situación que enfrentan las pequeñas empresas en las peores consecuencias económicas desde la Gran Depresión».

«La información recopilada informará nuestra capacidad para continuar desarrollando programas a nivel regional que satisfagan las necesidades financieras de los empleadores que buscan recuperarse y volver a contratar».

Esta es la segunda encuesta creada y organizada para este esfuerzo por la Universidad de Hofstra. Dentro de los 10 días posteriores a la convocatoria para participar a empresas de todos los sectores y tamaños, alrededor de 1.300 respondieron en todo Long Island.

Además, los negocios que participaron en las encuestas iniciales de cada condado también fueron contactadas e instadas a participar. Esta encuesta tuvo una inmersión más profunda que las encuestas anteriores con preguntas sobre el uso de ayuda federal como el Programa de Protección de Nómina (PPP).

También incluyó preguntas específicas para la comunidad sin fines de lucro que ha sido duramente afectada por la crisis y desempeña un papel fundamental para abordar las muchas luchas humanas que enfrentan los residentes.

Quién respondió:

– El 55% de los encuestados no fueron designados como un negocio esencial.

– El 80% de los encuestados son pequeñas empresas con 10 empleados o menos.

Resultados claves:

– El 46% ya ha despedido empleados.

– El 27% no está despidiendo empleados y el 23% no está seguro.

– Entre aquellos que ya despidieron empleados, el 84% despidió a 10 empleados o menos, y el 84% anticipa futuros despidos de al menos 10 empleados.

– El 37% está trayendo de vuelta a todos los trabajadores después de que la Ppausa de Nueva York se levante para su industria y el 36% no puede determinar si todavía lo están haciendo.

– Para el año fiscal 2020, el 38% anticipa entre una disminución del 21-50% en los ingresos y casi el 40% proyecta una disminución de más del 50% en los ingresos.

– El 70% de los negocios dicen que el impacto de COVID-19 es peor de lo esperado desde hace dos meses.

 

 

Interesados en préstamos:

– El 52% ya obtuvo un préstamo y el 12% más planea solicitarlo.

– La mayoría de los préstamos (50%) son entre $ 500- $ 50,000.

– El 46% experimentó dificultades para solicitar un préstamo.

– Actualmente, el 28% tiene un préstamo pendiente con la SBA y para la mayoría ha estado pendiente por más de un mes.

– El 78% obtuvo préstamos PPP y el 62% préstamos SBA EIDL (algunas empresas solicitaron ambos).

Desafíos claves:

– Confianza del consumidor: los clientes tienen demasiado miedo a los riesgos de salud pública para patrocinar a las empresas.

– El impacto financiero de una reapertura gradual para sectores específicos.

Ayudas:

Las principales respuestas sobre cómo el gobierno o las organizaciones sin fines de lucro pueden ayudar:

– El 26% dice microcréditos de fuentes distintas a la MTA.
– El 19% dice que proporciona pautas claras sobre el distanciamiento social y el uso de EPP.
– El 17% dice proporcionar EPP a los empleados.

Que sigue:

Los resultados de esta encuesta serán utilizados por la firma consultora HR&A en su estudio sobre cómo le está yendo a cada sector de la industria en Long Island y su fuerza laboral: minorista, hotelería, construcción / desarrollo, atención médica, bienes raíces comerciales, fabricantes, educación superior, no ganancias y otros.

El análisis garantizará la promoción e informará mejor una estrategia de recuperación regional en Long Island basada en datos reales.

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>