Negocio hispano en Uniondale resiste y progresa en medio de la pandemia

Negocio hispano en Uniondale resiste y progresa en medio de la pandemia
En el "Mes de la Herencia Hispana" destacamos la historia de superación de la empresaria dominicana María Tavarez quien haciéndole frente a la crisis del coronavirus, le da un nuevo impulso a su negocio Juli’s Beauty Salon & Laser, ubicado en Uniondale. (Foto: JBS)

Muchos son los negocios en Long Island que han tenido que cerrar sus puertas debido al COVID-19. Es en este tiempo difícil cuando surge el espíritu luchador de los hispanos para no dejarse vencer por los problemas y seguir bregando diariamente con el objetivo de darle un mejor futuro a nuestras familias.

Esta es la historia de superación de María Taveras (36), propietaria de un salón de belleza ubicado en Uniondale, quien sufrió el impacto terrible de la pandemia, viéndose obligada a parar las actividades de su pequeña empresa y «cerrar todo» por algunos meses como medida de prevención a los contagios que se multiplicaban en la comunidad.

Taveras, de origen dominicana, logró resistir la crisis económica y emocional causada por el coronavirus. Para ella fue un tiempo de reflexión y de crear ideas que le ayuden a ser una mejor empresaria ya que siempre se ha caracterizado por dar un buen servicio a los clientes y cumplir sus metas.

Lleva más de 11 años de experiencia siendo estilista, y ahora, en medio de la pandemia ha extendido su negocio para satisfacer las necesidades de su clientela.

 

Negocio hispano en Uniondale resiste y progresa en medio de la pandemia
Juli Taveras, propietaria de Juli’s Beauty Salon & Laser, en Uniondale.

 

«El mundo ha vivido un verdadero cambio durante la pandemia, lo que pensábamos y sentíamos ha dado un cambio total en los seres humanos, por ello esta transición nos ha obligado a reinventarnos a todos y sobre todo a las personas que tenemos negocios, hemos tenido que cambiar al ritmo que la situación nos ha llevado», nos dice Taveras, o Juli, como todas sus clientes le llaman.

«La pandemia llegó para cambiarlo todo y debemos caminar a su ritmo pero buscando alcanzar los logros que nos hemos trazado desde antes de que ella llegara», afirma.

«En todo negocio se pierden y se ganan clientes todo el tiempo, así que la pandemia no fue la excepción», sostiene Taveras al recordar el aislamiento por la cuarentena que no fue nada fácil de superar. «Tener que cerrar las puertas del negocio fue un tiempo para pensar y crear», indica.

 

Negocio hispano en Uniondale resiste y progresa en medio de la pandemia
El «grand opening» de Juli’s Beauty Salon & Laser contó con la presencia de Laura Curran, ejecutiva del condado de Nassau, y de Amy Flores, directora de la Oficina de Asuntos Hispanos; entre otras distinguidas personas y líderes locales. (Foto: JBS)

 

Gran apertura

 

A pesar de las ayudas gubernamentales dirigidas para los pequeños negocios locales, Taveras no calificó para poder ampliar su empresa. No obstante, ella luchó, se reinventó y expandió su salón de belleza con nuevas ideas creativas, inspirando a otras mujeres a seguir creciendo sin importar las situaciones adversas que atraviesen.

Es así como el domingo 12 de septiembre llegó el día del «grand opening» y su negocio pasó a llamarse «Juli’s Beauty Salon & Laser».

El evento de apertura recibió la distinguida visita de Laura Curran, ejecutiva del condado de Nassau; Bobbie Powell, presidente de NAACP; representantes de la oficina del Legislador Kevan M. Abrahams; miembro de la junta asesora, Ever Padilla, de la Camara de Comercio en Glen Cove; y de Amy Flores, directora de la Oficina de Asuntos Hispanos de Nassau, quien le dio a Taveras una proclama de reconocimiento oficial como ejemplo de empresaria latina.

 

Negocio hispano en Uniondale resiste y progresa en medio de la pandemia
Negocio hispano en Long Island resiste y progresa en medio de la pandemia. (Foto: JBS)

 

«Juli’s Beauty Salon & Laser» ofrece servicios profesionales ampliados como colorimetría para el cabello, corte, cepillado, peinados, manicure, pedicure láser para remover vellos, vacumterapia, extensiones de pestañas, maquillaje permanente de cejas, ojos y boca, microdermoabrasion y limpiezas faciales.

«Expandir mi negocio significa demasiado, hace parte de mi crecimiento no solo como empresaria sino como persona, como mujer, como madre, y sobre todo como parte de una comunidad como la mía», señala emocionada Taveras.

«Quiero poder darle a todas las mujeres un lugar donde encuentren todo para consentirse en manos de profesionales y con la amabilidad que siempre nos caracteriza, pero también estamos generando un espacio para los hombres porque la necesidad de sentirse bien con uno mismo no es exclusivo de nosotras las mujeres», recalca.

 

Negocio hispano en Uniondale resiste y progresa en medio de la pandemia
Laura Curran, ejecutiva del condado de Nassau, felicitando a la empresaria dominicana María Taveras, por la ampliación de su salón de belleza. (Foto: JBS)

 

En el «Mes de la Herencia Hispana», Taveras aprovecha la oportunidad para enviarle un consejo a la comunidad de Long Island que enfrenta firme las dificultades de la pandemia del COVID-19:

«Se vale soñar, se vale trabajar por esos sueños, todo lo que hacemos con amor siempre nos traerá satisfacción, hay que arriesgarse solo así se consiguen los sueños, no conozco otra manera», remarca.

Juli’s Beauty Salon & Laser se localiza en el 909 de Nassau Road, en Uniondale, NY 11553.

 

Negocio hispano en Uniondale resiste y progresa en medio de la pandemia
Juli Taveras recibió un reconocimiento oficial de parte de Amy Flores, directora de la Oficina de Asuntos Hispanos del condado de Nassau. (Foto: JBS)

 

 

Más de Alrededor de Nueva York