Nassau anuncia nuevo centro de distribución de vacunas en LIU Post

Nassau anuncia nuevo centro de distribución de vacunas en LIU Post
Lugar de vacunación en el condado operará en asociación con la Universidad de Long Island (LIU). (Foto: NC Executive)

La ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran, anunció un nuevo centro de distribución de vacunas del COVID-19 que operará en asociación con la Escuela de Profesiones de la Salud y Enfermería de la Universidad de Long Island (LIU Post).

Este sitio comienza a funcionar el viernes y se centrará en personas elegibles del grupo 1b, que incluye a las fuerzas del orden, los bomberos, maestros, personal escolar, trabajadores de supermercados, taxistas y trabajadores de restaurantes.

El nuevo centro va a ser administrado por el Departamento de Salud del condado de Nassau y las operaciones internas estarán a cargo de profesores y estudiantes de LIU, en Brookville.

Se indica que a partir del lunes, los residentes de Long Island con comorbilidades (personas con condiciones de salud riesgosas y problemas de salud subyacentes) serán elegibles para la vacuna contra el coronavirus.

No se requerirá tener una nota del médico para demostrar la elegibilidad para las comorbilidades, pero sí se solicitará una certificación personal.

Asimismo, Curran dio a conocer que para acomodar a esta población, el condado se está asociando con el Centro de salud calificado federalmente (FQHC) para lograr la distribución de vacunas en estos lugares.

 

 

Las autoridades de Nassau manifiestan que hasta ahora se han administrado más de 150,000 vacunas en este condado de Long Island.

Por otro lado, – y para combatir no solo la crisis sanitaria sino también la crisis económica que genera el coronavirus -, recientemente la ejecutiva Curran le pidió al gobernador del estado de Nueva York ser más flexible en el horario de atención de los restaurantes locales los cuales vienen batallando día a día para mantenerse a flote durante la pandemia.

«Estoy pidiendo al gobernador Cuomo que ajuste el toque de queda a las 10 pm para restaurantes y bares, para permitirles permanecer abiertos dos horas adicionales hasta medianoche», comentó Curran mediante sus redes sociales.

«Nuestros restaurantes han demostrado que pueden operar con seguridad. Y esta restricción no sólo duele los ingresos, sino que corta las horas y las propinas de los trabajadores», enfatizó.

 

 

 

Más de Alrededor de Nueva York