MTA ofrece acuerdos en tarifas de trenes sin descartar incremento

Un usuario del tren de Long Island en la estación de Flushing – Main Street. (Fotografía por Mark Hallum)

La MTA está ampliando un acuerdo tarifario a sus pasajeros que utilizan el Metro-North o el ferrocarril de Long Island (LIRR) para desplazarse dentro de los límites de la ciudad.

Los neoyorquinos obtendrán sus boletos con un 10 por ciento menos bajo el nuevo programa piloto financiado a través de la Cuenta de Transporte de Fuera del Condado, el cual estará bajo el control de los legisladores de Albany a partir de la primavera.

Los pasajeros del LIRR recibirán un 20 por ciento de descuento en sus boletos mensuales si viajan dentro de Manhattan, Queens y Brooklyn.

No obstante, el anuncio se dio después de que se realizó la reunión de la junta directiva de la MTA del miércoles en la cual los miembros votaron a favor de medidas de freno que podría significar un aumento en las tarifas para los usuarios del New York City Transit. Aunque todavía no se ha estimado una cantidad específica del aumento, el presidente de la MTA, Pat Foye, dijo que si la autoridad puede evitar tocar los bolsillos de los clientes, lo hará. «Creo que le corresponde a una organización como la MTA, que es responsable ante los usuarios y los contribuyentes, examinar todos los ingresos no tarifarios y de peaje y todas las opciones para minimizar el impacto financiero en nuestros pasajeros, y creo que eso es cierto en el caso del metro y los autobuses», dijo Foye a los periodistas el 26 de febrero.

Como fue señalado por los funcionarios de transporte en la reunión mensual de la junta directiva, la MTA está en una carrera contra el tiempo para cerrar una brecha de $1.6 mil millones de dólares, que será uno de los factores decisivos para ver si los viajeros serán una fuente de financiación aceptable.

Sin embargo, para algunos legisladores cuyos electores tienen pocas opciones de metro, un boleto con descuento es una gran ventaja.

La popularidad del boleto Atlantic, con tarifas de 5 dólares en los trenes LIRR del sur de Brooklyn y de Queens, fue seguida por llamadas para ampliar el programa. Fue especialmente popular para los residentes del sudeste de Queens de los cuales muchos de ellos viven en el distrito del senador estatal Leroy Comrie.

«Mejorar el acceso al transporte bajando las tarifas de los trenes para los pasajeros de la ciudad de Nueva York ha sido una prioridad para mí desde hace mucho tiempo», dijo Comrie sobre el nuevo programa de tarifas reducidas. «Ofrecer a los viajeros alternativas de calidad y asequibles en vez de conducir es un objetivo de política deseable».

A pesar de la perspectiva de una reducción de la tarifa en las líneas locales, donde los pasajeros suelen pagar un alto precio por viajar distancias relativamente cortas, todavía no se ha visto cómo reaccionará el público ante un aumento de la tarifa del metro y los autobuses.

Las agencias de transporte consideran que los neoyorquinos que toman el autobús son los que menos ingresos tienen en la ciudad. Estos usuarios ganan unos 28.000 dólares al año o menos y el 86 por ciento de ellos son minorías.

En octubre de 2018 se vieron las consecuencias en Brooklyn y Queens en dos ayuntamientos en los que la MTA, todavía en crisis por los años de mantenimiento aplazado, se enfrentará a miembros del público que expresaron su indignación por el hecho de que la agencia se aprovechara de los más pobres de la ciudad para obtener más fondos.

 

Notas relacionadas: Tras aumento en delitos de odio, MTA lanza campaña de prevención

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>