Miriam Morales … El fiel retrato de una puertorriqueña en Nueva York

Miriam Morales ... El fiel retrato de una puertorriqueña en Nueva York
“A veces, en mi carrera he tenido que mantenerme firme y hacer saber a la gente que esto es lo que soy: una afrolatina de padres puertorriqueños”. (Fotos: John Güira)

 

Miriam Morales siempre tuvo el sueño de trabajar en televisión. En su juventud aprovechó cualquier oportunidad de actuar gratis, hasta que finalmente pudo perfeccionar sus cualidades en la Academia Estadounidense de Arte Dramático, para continuar poco después sus estudios en TVI Actors Studio, en Los Ángeles, antes de regresar a Nueva York.

Su gran oportunidad le llegó cuando consiguió el papel recurrente de Ramona «Pidge» Contreras en la exitosa serie de Netflix Orange Is The New Black.

Defensora de la cultura latina. Miriam nació en East Patchogue y se crió en Brentwood, Nueva York, en el seno de una familia puertorriqueña.

Mantiene una estrecha relación con el resto de su familia, que vive en Puerto Rico y El Salvador. Nos habló sobre la experiencia de crecer en Nueva York y de «flotar entre» el mundo latino y el estadounidense.

 

Háblanos un poco de tus orígenes y tu juventud.

– Crecer en Long Island era hacerlo en un mundo totalmente diferente al de Nueva York, a pesar de que la ciudad estuviera tan cerca. Crecer en Brentwood fue muy diferente. Diría que tengo muchos orígenes, culturas y experiencias distintos en mi entorno, por lo que era realmente bonito tener algo que recordar y apreciar en este momento.

Mi familia estaba muy unida, me crió mi abuela. Mi hogar era super cristiano y super estricto. Mi deseo de ser actriz resultó en un principio bastante difícil, porque sencillamente no lo entendían. Los demás simplemente … trabajaban. Y eso es lo que hacías: conseguir un trabajo para ayudar a mantener a la familia y hacer lo que tenías que hacer. Pero una vez que comprendieron que lo decía en serio, me apoyaron en mi carrera.

 

¿Cómo empezaste a actuar?

– Mis padres no tenían mucho dinero, así que lo que hice en pos de mi carrera [como actriz] fue participar gratis en todo lo que podía encontrar en la ciudad.

Fui a muchas clases, participé en pequeñas obras en la escuela y en la biblioteca de mi ciudad, y en todo lo que encontraba en el periódico. Participé en muchas obras de iglesias y eso es lo que realmente me hizo querer ser actriz.

 

¿Alguna vez sientes que pones parte de tus propias experiencias, educación y vida en tus papeles?

– Sí, absolutamente, suelo encontrar un poco de mí misma en los personajes que interpreto. E incluso cuando no puedo establecer una conexión, siempre está la historia general del proyecto en el que estoy trabajando. Y sinceramente, eso me ayuda a desarrollar el personaje y a contar la historia.

 

¿Cómo es trabajar en una serie como Orange Is the New Black, que tiene un reparto tan diverso?

– Increíble. Una cosa que me encanta de la serie son las historias de fondo que tiene cada uno de los personajes, y que se revelan a lo largo de los capítulos.

Es una serie que cuenta las historias de mujeres con multitud de experiencias y trasfondos. Desde mujeres dominicanas a colombianas pasando por puertorriqueñas, esas historias son tan universales y humanas porque cualquiera puede pasar por ellas.

Sencillamente te da una perspectiva diferente, algo que no suelen hacer muchas series, y es refrescante formar parte de ello.

 

Miriam Morales ... El fiel retrato de una puertorriqueña en Nueva York
“Puede que mi español no sea el mejor, pero no niego que soy boricua y eso es algo de lo que estoy muy orgullosa”. (Fotos: John Güira)

 

El reparto de OITNB es reconocido por defender públicamente la reforma de la inmigración, la reforma penitenciaria y facilitar que las mujeres puedan reintegrarse en la sociedad después de cumplir su condena. Otros tienen experiencias muy personales con las deportaciones. ¿Cuáles dirías que son los mayores beneficios de la inmigración que te gustaría que viese la gente?

– Sin duda me encantaría que la gente viera y reconociese cuánto contribuyen los inmigrantes a la economía y al desarrollo de los países en los que viven. El hecho de que aporten experiencias tan diferentes y cómo todos podemos aprender de eso.

Una de mis mejores amigas es de la República Dominicana. Es una de las personas más trabajadoras que conozco, es psiquiatra. Su familia vino aquí y lo sacrificó todo para darle todas las oportunidades. Ver lo duro que trabajaron y lo duro que trabaja ella es inspirador.

Esas son las historias positivas que creo que la gente pasa por alto como país en lo que se refiere a los inmigrantes.

 

¿Atribuyes tu éxito a tu identidad cultural?

– Sí y no. Diría que “sí” porque nunca lo negué, pero siempre es difícil lograr que la gente lo entienda. Nací y crecí aquí, pero siempre hubo una división extraña entre ser demasiado estadounidense para los puertorriqueños y por otro lado ser demasiado latina para los estadounidenses.

Así que en realidad nunca sentí que perteneciera a ningún lugar, por lo que me muevo entre dos mundos de los que siento que formo parte. Siento que mis experiencias me ayudan claramente a hacer que ese proceso sea un poco más fácil.

También descubrí las historias de muchos otros actores de Hollywood que eran latinos, pero que básicamente tuvieron que ocultarlo. Eso suponía cambiar tu nombre, alisarte el pelo o deshacerte de tu acento y todo eso me pareció injusto.

 

Siendo puertorriqueña y con todo lo que está pasando ¿Cómo crees que se puede ayudar a la gente de la Isla?

– Esa es una pregunta difícil, especialmente si se tiene en cuenta que Puerto Rico aún se está recuperando del huracán María. Creo que $100 podrían ayudar con las necesidades básicas y ayudarían a proporcionar a la familia ciertas cosas que damos por sentado.

Tengo un filtro de agua y si tengo sed no tengo más que abrir el grifo para beber. Pero en Puerto Rico hay personas que han perdido sus hogares y están bebiendo agua contaminada de los ríos cercanos. Así que creo que $100 realmente son de gran ayuda.

 

Sigue la labor de Miriam en #PorQuéTrabajamos #WhyWeWork y conoce más en:  www.worldremit.com/es/stories .

 

 

Más de Alrededor de Nueva York

>